El trabajo despierta pasiones

El tema de los problemas de pareja, el rompimiento y la separación o el divorcio se han tratado en innumerables oportunidades en el cine. En algunos casos se ha destacado como la mujer necesita realizarse como individuo y como la separación afecta a los hijos como en  “Kramer vs Kramer”.

En otras el dinero y la separación de bienes y las acciones que puede realizar un individuo hasta el punto de hundir a su pareja como en la “Guerra de los Rose” con Danni DeVito, Michael Douglas y Katheleen Turner.

“Viviendo con mi ex” enmarca su trama en un momento histórico actual y a diferencia de las dos anteriores, la protagonista no desea emanciparse para trabajar, pues está a cargo de una galería de arte. Por el contrario, disfruta de su trabajo pero desea que su compañero colabore más en los quehaceres de la casa.

El guión, a pesar de tocar un punto tan delicado como el rompimiento, lo hace siempre en tono de comedia y  algún punto se torna en humor negro, pero sin duda alguna tiene un final inesperado.

Vince Vaughn interpreta al marido cómodo que pretende que su pareja trabaje fuera y dentro de la casa. Demuestra su supremacía como actor de situaciones hilarantes al lado de Jennifer Aniston, quien a pesar de su simpatía pareciera desarrollar su papel de la serie “Friends” en todas las comedias que interpreta. Ambos tienen buena química y probablemente los veremos en próximas comedias juntos, si es que aceptan los roles.

A nivel personal los dos actores  tienen un romance que dicen se inicio con el film y que culminaría en el altar. No obstante, Aniston ha desmentido su futuro matrimonio. Sin embargo, sean o no pareja en la vida real, esperemos que acepten nuevos trabajos juntos, para hacernos reír nuevamente.