La bella Verónica Schneider vuelve a la pantalla chica, esta vez como Rebeca Ponti, la esposa de Hugo Vázquez en “Los declaro marido y mujer”, nuevo proyecto dramático de RCTV. El personaje es cómico y tierno, nada celoso… pero cuando descubra que ha sido engañada por su marido, tomará unas decisiones muy polémicas. Define a su Rebeca Ponti “como romántica, justa y honesta”.

 

– ¿Belleza mata talento?

– Es una producción que explota la belleza y está a la vista. No vamos a engañar a nadie. Lo que si es importante destacar que la telenovela aparte de mucha belleza tiene mucho talento y, sobre todo, respeto por lo que se está haciendo.

 

– ¿La historia se mantendrá lineal?

– La idea es que cada treinta capítulos la historia cambie, como en la series de situaciones. Será una especie de seriado con los mismos personajes envueltos en vivencias diferentes. No verán el mismo drama durante toda la historia. Cualquier cosa puede pasar.

 

– ¿Se “cuaimatizará” tu personaje?

– No porque la esencia de los personajes permanecerá, pero si puede pasar que se enamore de otra persona. Que al darse cuenta del engaño de Gustavo Sampedro (Hugo Vázquez), no lo perdone, porque estas situaciones suceden en la vida real.

 

– ¿Te repotenciastes para tu personaje de Rebeca Ponti?

– Yo no me hecho nada para esta telenovela. Si los demás se hicieron algo, no me ha dado cuenta (risas).

 

– ¿Planes para el exterior?

– Siempre los hay. Fíjate que tenía un proyecto afuera que no concreté porque ya estaba comprometida con esta producción. Soy de las que piensa que las cosas se dan porque se tienen que dar. Pronto me tomaré más en serio como proyecto de vida salir a probar al exterior.

 

– ¿Y Hollywood?

– No me llama la atención en este momento, porque quiero ir a otros mercados como el latinoamericano. Además debo perfeccionar mi inglés. Todo vendrá en su momento.

 

– ¿Madura como actriz?

– En general, cualquier proyecto te ayuda en enriquecerte en la profesión de actriz y como persona, porque no es lo que estás realizando, sino también el crecimiento de ese momento. Los actores vivimos de la experiencia. Si siento además que he crecido. Duele muchas veces, pero te trae también muchas alegrías. Lo importante es tener siempre fe.

 

– ¿El mejor personaje de tu carrera?

  Siempre vendrán mejores personajes, pero el de Erika Huffman en “Amantes” me encantó. También el de la tía Fernanda en “Besos robados”, una producción peruana, por ser la primera villana que hice. Y, por supuesto, el de Marisela en “Engañada”, por ser el primer rol protagónico.

 

– ¿Te consideras celosa?

– Me parezco a mi personaje de Rebeca. Soy fiel hasta la muerte. A veces hasta yo misma me asombro, pero no soy nada celosa. Si alguien me quiere, bien, si no adiós, que se vaya.