Rafael Parra Hernaiz y Isabel Sanojo de Parra, ambos venezolanos yresidenciados en París, trajeron al mundo a una niña a quien pondrían el nombrede Ana Teresa y que años mas tarde se convertiría en escritora bajo elseudónimo de Teresa de la Parra.

Su familia estaba vinculada al hombre fuerte de Venezuela; Juan VicenteGómez, que detentó el poder entre 1903 y 1935. Esta familia formaba parte de laaristocracia venezolana y, dentro de ella, al sector de los terratenientes; enconsecuencia formará parte de la aristocracia de ese país.

Cuando Ana Teresa apenas tenía dos años de edad, fue traída a Venezueladonde disfrutó de su infancia en la tranquila hacienda “El Tazón”, propiedad dela familia ubicada entre Tumerito y Piedra Azul.

En 1906, alos ocho años de edad, muere el padre de Ana Teresa y su Madre decide regresara Europa. Isabel Sanoja  de Parra seestablece en España con sus seis hijos y Ana Teresa ingresa al Colegio “SacréCoeur” de la ciudad de Valencia, donde entra en contacto con las obras deescritores como Guy Muapassant, Catulle Méndes y Valle-Inclán, quienesejercerían gran influencia en su formación literaria.

Al finalizar sus estudios en el colegio, en 1915, Ana Teresa viaja aParís, donde permanece un tiempo antes de volver a Caracas. Para este momentoya había escrito varios cuentos bajo el seudónimo de “Fru-Fru”.

En 1924 se hace merecedora del primer premio en un concurso deescritores por su novela Ifigenia, que es publicada ese mismo año por elInstituto Hispanoamericano de Cultura Francesa en París.

En 1927 viaja a Cuba para representar a Venezuela en la Conferencia Interamericana de Periodistas con una disertación titulada “Lainfluencia oculta de las mujeres en el Continente y en la vida de Bolívar”.Luego, invitada por el gobierno de Colombia, dicta en ese país una serie deconferencias que tienen como tema la “Importancia de la mujer durante la Colonia y la Independencia”. En1928 regresa a Europa donde comienza a escribir su segunda novela Memorias deMamá Blanca. En 1929, está de vuelta en Venezuela pero al poco tiempo, enfermade tuberculosis, se traslada a Suiza para internarse en un sanatorio, dondereside, casi hasta su muerte. Poco antes de su muerte, Ana Teresa se traslada aMadrid para morir en paz. Fallece en la capital española el 23 de abril de1936.

En 1947 sus restos fueron trasladados a Caracas e inhumados en elCementerio General del Sur. Posteriormente, el 7 de noviembre de 1989 fueronsepultados en el Panteón Nacional.

SOBRE IFIGENIA
En relación a su novela Ifigenia, en la misma se plantea el drama de lamujer frente a una sociedad que como la de fines del siglo XIX y comienzos delsiglo XX, no le permitía expresar sus ideas ni elegir su destino. En cuanto alas Memorias de Mama Blanca, en la misma se recrea el ambiente de su niñez,mostrando personajes y costumbres en el ambiente de una hacienda de caña deazúcar. En términos generales, ambas obras están inscritas en el ámbito de la “novelapsicológica”, la cual se caracteriza por el estudio interior que se hace de loscaracteres. Asimismo, en su novela Ifigenia introduce el “tiempo existencial”,alargando el tiempo cronológico mediante el fastidio experimentado por suprotagonista: Ifigenia. Uno de los principales aportes de Teresa de la Parra a la literaturavenezolana, radica en la introducción del humor y la ironía en su obra, lo cualcontrastaba con el tono serio y amargo de la literatura de la época. Por otraparte, su obra tiene una importancia histórica ya que permite apreciar losdefectos de una sociedad decadente y llena de prejuicios, tal como era la Venezuela gomecista, enla que se experimentaban las luchas entre las tradiciones y los viejosprejuicios con la vida moderna y sus costumbres nuevas. En definitiva Teresa dela Parra hasido considerada como una de las más importantes escritoras hispanoamericanas.

SOBRE MEMORIA DE MAMA BLANCA
Esta novela es la celebración de un pasado feliz, místico, desprovisto delos referentes histórico-políticos mencionados, es la celebración de un mundoperdido.

Si bien el universo de la novela es patriarcal, los hombres tienen elpoder; este mundo tradicional está desarticulado relegado a un segundo plano,porque lo que aparece en primer plano es el mundo de las mujeres: “BlancaNieves” y sus cinco hermanas, la madre, Evelyn, especie de institutriz, y elresto de las mujeres que servían dentro de la casa; y a pesar de los avataresdiarios entre todas ellas reinaba la armonía.

En la novela se celebra la amistad femenina. Ya desde la “Dedicatoria”se trabajo lo afectivo, el recuerdo, la relación entre un “tu” y un “yo”femeninos.

En el desarrollo ficticio de la novela surge la contraposición de dosmundos: el “presente” de la escritora de la “Advertencia” y de “Mamá Blanca” alos 75 años, y el “pasado”, los recuerdos de “Mamá Blanca” en su niñez en lahacienda de “Piedra Azul”.

Se destaca la modernidad de su escritura, la claridad de su prosa, suvirtuosismo en el manejo del lenguaje, su ironía, su fino humor, a veces negrocon que va describiendo la sociedad latifundista en decadencia, asaltada por lacapitalista y vulgar del petróleo. No hay inocencia ni ingenuidad en suescritura sino una particular perspectiva ideológica.