A 25 años de su desaparición, que seconmemoran el 10 de octubre, el canal

recuerda su legado con la emisión desus más grandes películas.

  George Orson Welles , productor, director, guionista y actorestadounidense, pionero y genio del cine y la radio; maestro y profundorenovador de los recursos estéticos y narrativos del lenguaje cinematográfico,es sin duda alguna, una de las figuras más influyentes de la historia del cine;y TCM, el canal que ofrece lomejor del entretenimiento clásico, le rinde tributo en octubre…

  La obra de Welles plantea una curiosa fusión con su vida. Y es que elenigma del surgimiento y caída de grandes personalidades fue la constante de suobra, un acertijo que en la pantalla representó con torturado barroquismo. Yesas tramas laberínticas son las de su vida: niño prodigio, huérfano vagandopor Irlanda o Marruecos, torero en España, director de teatro de vanguardia ypresencia ubicua en la mass medianorteamericana, todo esto antes de cumplir los 22 años de edad.

 Nacido en Kenosha, Wisconsin, Estados Unidos, el 6 de mayo de 1915, fueadmirador de la obra de William Shakespeare desde su infancia. Todo cinéfilorecuerda que su salto a la fama mundial se da con una broma algo siniestra: surepresentación radial de La guerra de losmundos de H.G. Wells que, tenida por una verdadera transmisión deuna invasión extraterrestre, provoca un pánico masivo. En vez de ser lapidado,al joven de 24 años se le ofreció un contrato inédito: la RKO acuerda darle lalibertad para filmar una película con un tema de su elección y con derecho alcorte final, algo soñado pero imposible hasta para los más encumbradosveteranos de Hollywood.

 Lo que siguió fue la realización de la película considerada, conjusticia, como la más importante en la historia del cine: El ciudadano (Citizen Kane). Y después, lacaída… o, más bien, la supuesta caída. Su carrera prosigue con laambiciosa adaptación de una historia prácticamente autobiográfica, una alegoríade su niñez consentida y torturada: TheMagnificent Ambersons (1942),eso sí, mutilada salvajemente por el estudio.

 A partir de ahí se comienza a construir el mito del genio maldito, elde un director con demasiado talento para Hollywood, alguna vez el preferidodel sistema que debe volver a vagar por el mundo en busca de financiación. Sedice que Welles gustaba más de cautivar productores para que financien susproyectos que de ponerlos en práctica. Junto a eso, una patológica incapacidadpara finalizarlos hace que cuando se observa su escasa aunque gigante obra,parezca un misterioso paisaje de ruinas imponentes. Por otro lado, fue suinmensa pasión por el cine la que lo mantuvo filmando su gran sueño de décadas,una versión de Don Quijote que se extendió por treinta años.

 A 25 años de su desaparición, TCM rindetributo a este prodigioso creador con ocho de sus filmes, incluyendo susclásicos como director y sus roles como actor, en los que también es fácildiscernir la mano detrás de cámaras del omnívoro Welles.

  El domingo 10 a las 8:30 p.m. llega el film considerado número 1 en lahistoria del cine, al cual Jorge Luis Borges definiera como “un laberintosin centro”: Elciudadano ( CitizenKane, 1941).Dirigido, escrito, producido y protagonizado por Welles, ganó un Oscar® alMejor guión original, y estuvo entre las candidatas en otras ocho categorías:película, director, actor principal, dirección artística, fotografía, música,sonido y montaje. Paradójicamente, ese único premio de la Academia ®, que también sería el único conseguido porWelles en toda su carrera a excepción del honorífico de 1970, fue otorgado enuna categoría en la que comparte los créditos con Herman J. Mankievickz.

A su término, los cinéfilos podrán seguir disfrutando sutalento como realizador y actor, esta vez en La dama de Shangai ( The Lady from Shangai,1948), un thrillerconcebido para su mujer de entonces, Rita Hayworth, que pasó a la historia porcontener uno de los más famosos finales de la historia del cine: la escena delos espejos, mítica secuencia que ha sido homenajeada por otros cineastasposteriormente.

Alma rebelde ( Jane Eyre, 1943) deRobert Stevenson y MobyDick (1956), deJohn Huston  dan cuenta de sus cualidades como actor el domingo 17 de octubre, en dosadaptaciones literarias. En la primera tiene a su cargo el rol principal deltexto original de Charlotte Brontë, en la piel de Eduardo de Rochester;mientras que en la adaptación del clásico marinero de Herman Melville componeel breve pero intenso papel del padre Mapple.

 Elhomenaje fílmico a este genio del cine culmina el domingo 24 de octubre con la transmisión de Estambul ( Journey Into Fear,1942), de Norman Foster, donde se luce junto a Joseph Cotten y Dolores del Rio.A continuación, serán tiempos de Soberbia ( The Magnificent Ambersons,1942), título que acrecienta su mito, un proyecto íntimo que lleva a lapantalla la novela homónima de Booth Tarkington. De acuerdo con la crítica, laforma en que construye la historia ha sido modélica para el cine de todos lostiempos, pese a haber sufrido los embates de los estudios que mutilaron partede su metraje.

  TCM presentará su tributo a Orson Welles, todos los domingosde octubre a partir de las 8.30p.m.

 Programación:

Domingo10 de octubre

El ciudadano (Citizen Kane) – 8:30p.m.

La dama de Shangai (The Lady from Shangai) 10.45p.m.

 

Domingo 17 de octubre

Alma rebelde (Jane Eyre) 8:30 p.m.

Moby Dick (Moby Dick) – 10.20p.m.

 

Domingo 24 de octubre

Estambul (Journey Into Fear) – 8:30 p.m.

Soberbia (The Magnificent Ambersons)– 9.50p.m.

 

 

Twitter: http://twitter.com/tcmla

Facebook: http://www.facebook.com/tcmla

  En Venezuela, puede sintonizar TCMen los siguientes canales:

 54 de Intercable; 85 deSupercable; 73 de Net Uno,  505 de DirecTV y

603 de MoviStar TV Digital

Síguenos entwitter:@MagazineDig