Columna: Ser El Otro
La comedia, “Tal para Cual” de Javier Vidal aun se mantiene conbastante convocatoria en la Saladel Teatro Trasnocho. Una pieza escrita, actuada y dirigida por el propio Vidaly acompañado por la excelente actriz Julie Restito. Aborda el tema del amor enpareja, y las relaciones de vida en común tras el matrimonio. Con un velado conun velado tejido autobiográfico, los personajes (el y ella) se exponen de formadesenfadada, tanto para crear una atmósfera jocosa, insinuante, divertida,plena de organicidad compositiva, con ritmo preciso, llena de exquisita solturade cada situación íntima y anecdótica donde una historia – la de de cómo seenamoran, están juntos, se casan, tienen hijos y se llega a la ruptura paraquedar como grandes amigos- mantiene esa eficacia y magnetismo propio de quiensabe que hilar una trama donde su textura y tipo de tejido de cosas a decirleal espectador creará su expectativa e interés.

Cada espectador sabrá encontrar su personal posición de aprehender estetexto y su puesta en escena cuando vea discurrir una historia de pareja que noes la historia de un amor simple, de un amor conyugal o de la amistad sino quetambién está la tela histórica de un país en su contemporaneidad sacudido pordiversos sucesos económicos, sociales, políticos y hasta naturales que el comúnde los venezolanos siguen resonando en su memoria y en las consecuencias delestar, “aquí y ahora” en pleno 2007 del siglo XXI.

La pieza de Vidal es sintomática de una buena comedia que sabe decir ydice cosas de interés. Si nos apartamos de la trama de amor, de tratar dedescubrir donde comienza la ficción y donde se hila la realidad de esteconnotado dúo de creadores y artistas del teatro, el cine y la televisión yhasta de sus alcances como hombre y mujer vinculados al arte, la docencia y losmedios, descubrimos que, hay una efectiva manera de escribir comedia. Es sinduda una excelente apuesta a que ellos y nosotros seamos exploradores de los mundosde la memoria; de esa memoria que a veces es frágil, exigente, sumisa peroaltanera, que perdona pero no olvida y que muchas de las veces, se escabullesin empacho. ¡Amar, vivir y recordar! Tras una sobria función de teatro.Además, Julie como Vidal son “Tal para Cual”.