INGREDIENTES:< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

500 gr. de harina fuerte.

125 gr. de azúcar.

½ dl. de leche tibia.

½ dl. de agua tibia.

½ dl. de agua de azahar.

½ dl. de ron añejo.

125 gr. de mantequilla.

Una pizca de sal.

La ralladura de ½ limón y ½  naranja.

2 Huevos.

15 gr. levadura de panadero.

 

** Con esta cantidad de masa se pueden formar aproximadamente: 1 roscón grande de 1 kilo de < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />30 a 40 cm. de diámetro. 2 roscones medianos de 1/2 kilo de 20 a 25 cm. de diámetro. 4 roscones pequeños de 1/4 kilo de 15 cm. de diámetro

 

PARA DECORAR:

100 gramos de granillo de almendra.

100 gramos de fruta escarchada o confitada (naranja, melón, pera, albaricoque, cerezas…).

50 gramos de azúcar.

1 Huevo batido.

Una sorpresa de tamaño pequeño de china, porcelana, cristal, metal envuelta en papel celofán.

 

MODO DE PREPARACIÓN:

Lo primero una anotación, la levadura de panadería desarrolla toda su acción antes de la cocción por lo que es importante controlar el tiempo de reposo de la masa y la temperatura. Si la levadura es fresca, reservamos la 1/4 parte de la harina, formamos un volcán menor y colocamos la levadura y el agua tibia, amasamos y dejamos fermentar, hasta que alcance el doble de su volumen. Si no es fresca, la mezclamos con la harina.

 

Formamos un volcán con la harina sobre la mesa de trabajo enharinada. Ponemos en el centro el agua, la leche, el agua de azahar y el ron añejo, el azúcar, la ralladura de ½ limón y ½ naranja y los huevos. Amasamos fuerte, (si la levadura es fresca añadimos la masa poco a poco) e incorporamos la mantequilla reblandecida poco a poco. Dejamos reposar y fermentar la masa hasta que alcance el doble de su volumen (aprox. 2 horas).

 

Transcurrido este tiempo trabajamos la masa, sobre una superficie enharinada, para que expulse el aire. Le damos forma de bola, yo te recomiendo que dividas la masa en dos partes y formes con cada una bola para formar 2 roscones. Dejamos reposar unos minutos e introducimos el dedo índice en el centro de la bola para después con las manos darle forma de roscón (redondo u ovalado). Y lo colocamos en una bandeja de horno forrada con papel de horno o untada con mantequilla y harina.

 

Dejamos reposar de nuevo hasta que la masa aumente su volumen (aprox. 3/4 de hora). Cortamos la fruta escarchada en tiras finas de un tamaño similar. Pintamos la masa de manera uniforme con huevo batido para que quede más brillante. Disponemos a continuación la fruta encima de la masa dejando un espacio más o menos igual entre las tiras. Alternamos la fruta con bandas de azúcar. Esparcimos la almendra y horneamos 30 minutos aprox. a 180º. Sacamos del horno y dejamos enfriar. Una vez frío lo puedes rellenar con nata si lo deseas. Ahora podrás disfrutar de este delicioso bollo todo el año…