“Se acabó la soltería”, anunció la top model brasileña Daniella Cicarelli, también conocida como “la musa de Brasil”, que a los 23 años está a punto de convertirse en la nueva mujer del campeón internacional de fútbol, Ronaldo.Eso, claro, una vez que el divorcio del atleta y su anterior esposa, Milene Domínguez, con la que tiene un hijo, Ronald, sea definitivo. La modelo, de un metro 79 de altura, 62 kilos de peso y una envidiable figura que la ha convertido en la reina de las pasarelas en Río y Sao Paulo, conoció al deportista hace apenas tres meses, pero su relación fue intensa desde un principio.“Nos amamos mucho y queremos estar juntos todo el tiempo… Un hombre apasionado pierde por completo el control de la situación. Estoy totalmente rendido”, confesó el jugador en una entrevista, junto a su novia, para el programa ‘Fantástico’ de la televisión brasileña. Aunque nadie ha dado todavía una fecha definitiva para la boda, se sabe que será a principios del próximo año en París”.Mientras tanto, el campeón expresa su amor cada vez que consigue un gol para su equipo, el Real Madrid, revelando un tatuaje donde lleva su inicial, la “R” de Ronaldo, junto a un pequeño corazón y la “D” de su novia.Desde que saltó a la fama hace poco más de un año, después de abandonar sus estudios de administración de empresas, Daniella ha repetido en todas y cada una de sus entrevistas que su sueño es “el matrimonio”. A pesar de sus atrevidas fotos en revistas como “VIP” y “Play Boy”, esta es una mujer educada a la antigua que aun vive, formalmente al menos, en el hogar de sus padres en Belo Horizonte.Sobre la rapidez de su noviazgo y su matrimonio, Daniella dijo que las relaciones largas no siempre aseguran matrimonios duraderos. “Conozco gente que lleva mucho tiempo juntos y cuando se casan, el matrimonio no dura”, señaló hace algún tiempo.Ella y Ronaldo se conocieron el 2 de Junio pasado en una comida organizada por el gobernador del estado de Minas Gerais, Aécio Neves, en Belo Horizonte. Apenas un mes después, fueron vistos abrazados y tomados de la mano en Río y Madrid. “El nuestro es un amor verdadero”, aseguró ella durante la reciente semana de la moda en Barcelona, “Y siento que soy la mujer más feliz de la tierra”.