El grupo de expedicionarios venezolanos de Proyecto Cumbre recibió una merecida bienvenida de parte de sus familiares, amigos, patrocinantes y de un nutrido grupo de representantes de los medios, tras su retorno de su expedición al Polo Sur.  Fue el Ávila, donde comenzó la pasión de estos aventureros, el lugar idóneo para el reencuentro.

 

Marco Cayuso, Martín Echeverría, Carlos Calderas y Marcus Tobia, arribaron  en una caravana de rústicos provenientes del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, a donde arribaron a las 3.25 minutos de la tarde,  mostrando su orgullo por la hazaña lograda y su alegría por estar de retorno en Venezuela. Luego de más de dos meses de expedición, el regreso a casa fue sumamente emotivo.

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 

El viaje de Maiquetía a Galipán sirvió de preludio al recibimiento, de forma tal que la emoción de los expedicionarios fuera creciendo y la expectativa de quienes los esperaban aumentara. Banderas tricolores, aplausos y vítores fueron parte de la celebración de bienvenida, en la que se confundieron los abrazos de la familia, los aplausos del público y los cánticos de los amiguitos de los hijos de los expedicionarios que hicieron muy divertida la jornada.

 

Proyecto Cumbre estuvo acompañado en este recibimiento por sus entusiastas patrocinantes, los representantes de CANTV, Mercantil, Chevrolet, co patrocinantes como el Seniat, < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la Alcaldía de Chacao y el IND, empresas colaboradoras como Unicasa y Gente: todos  realmente emocionados por tener de regreso y con la meta cumplida a estos expedicionarios que en todo momento tuvieron al quinto miembro del grupo, Carlos Castillo, en la mente y en cada palabra que pronunciaron durante el emotivo regreso.

 

La hazaña lograda causó gran orgullo nacional y a pesar de lo extenuante de la expedición y de los obstáculos que tuvieron que superar, como la evacuación de Carlos Castillo, miembro del equipo por congelamiento en sus pies y manos, los aventureros no dudaron en proclamar sus deseos lograr nuevos retos. Esta ha sido la expedición más extenuante y dura que hemos realizado, por lo que la satisfacción de haber logrado la meta es mil veces más gratificante”, comentó Martín Echeverría.

 

“Pocas cosas se pueden comparar a esta sensación de alegría de reencontrarnos con nuestros seres queridos. Han sido unos días muy duros y fríos, así que es una maravilla sentir el calor venezolano”, exclamó sonriente Marco Cayuso.

“Compartimos esta alegría con Carlitos Castillo y todos aquellos que siempre nos han apoyado: nuestros familiares, amigos, patrocinantes y el equipo de valiosas personas que nos empujo en esta expedición.”, señalo Carlos Calderas.

Con la voz entrecortada se dirigieron los integrantes de Proyecto Cumbre a los presentes. “Si algo nos ayudo a llegar al Polo Sur fue el apoyo continuo y el ánimo que nos ofrecieron todos ustedes a lo largo de toda la expedición. Parece mentira que una línea de correo pueda movilizar tanto a tanta distancia”, exclamó Martín Echeverría.

“Quisiera agradecer muy especialmente a nuestros familiares que entendieron desde que éramos pequeños que buscábamos un sueño y siempre nos apoyaron”, dijo Marcus Tobia mientras invitaba a incorporarse al padre Pedro Galdos a la tarima para la celebración, pues fue este sacerdote el que inculcó a muchos de ellos desde niños, el amor por la naturaleza y el espíritu de reto.

 

Proyecto Cumbre agradeció muy especialmente al Vice Ministro de Educación, Cultura y Deportes, Eduardo Álvarez y a su equipo de trabajo que gestionaron ante las autoridades aeroportuarias el tránsito del grupo por el área de inmigración y aduana del Aeropuerto Internacional Simón Bolívar. Así mismo a Avila Mágica que facilitó no solamente las instalaciones del parque para la bienvenida, sino también para transportar en el sistema teleférico a los cientos de periodistas, familiares, amigos y patrocinantes que hicieron posible esta bonita jornada.