El aspecto abultado de la celulitis se debe a un almacenamiento anormal en el tejido conjuntivo cutáneo y subcutáneo. El problema, tipicamente femenino, consiste en un lamacenamiento de grasa en los adipocitos (células adiposas de la hipodermis) y de agua alrededor (dermis e hipodermis). A medida que crecen los adipocitos, las membranas que los envuelven se deforman y tiran de sus puntos de fijación cutánea, lo que provoca la aparición de bultos.Llegado este punto, el principal problema es que el proceso se mantiene automáticamente debido a la obstrucción de la circulación sanguínea con estancamiento de las toxinas, empobrecimiento nutritivo, congestión del gel conjuntivoque pierde elasticidad y aparición de fibrosis. Este proceso, con resulatdos muy antiestáticos, convierte las zonas celulíticas en regiones inertes y abanmdonadas, que no reaccionan ante el ejercicio físico ni los régimenes de adelgazamiento más radicales.