El British Council presenta actualmente en el Museo de Artes Visuales Alejandro Otero de Caracas la exposición “Multiplication”, lo múltiple de los artistas, una selección de obras elaboradas a partir de procesos de fabricación industrial que permiten su potencial reproducción en números ilimitados.

 

Catalogado como un fenómeno del Siglo XX que nace como resultado de la industrialización, la cultura de masas y el nacimiento de diversos movimientos de arte, el múltiple es una tendencia creada para describir obras de arte que ni son impresas ni son ediciones de escultura. Su intención es la de ser producida en un gran número de copias. Asimismo, es una descripción que ha variado con el paso de los años cuya simulación y parodia de los bienes cotidianos y masivos, lo hacen ser aceptados como instrumentos de arte.

 

Esta exposición muestra 62 obras de 46 artistas británicos y Caracas se vio honrada con la presencia en nuestro país del joven artista plástico inglés Peter Liversidge quien impactó a los presentes el día de la apertura realizando una Gin Perfomance donde sirvió ginebra al público en vasos de vidrio grabados por él en ese momento y dictó a su vez, una charla sobre el tema de los múltiples, regalando a los asistentes CDS de música compilada por él mismo con afiches diseñados por el artista.

 

Amable, buenmozo con aspecto de actor de cine, me comentaba que desde niño le encantaba dibujar y admirar las obras de arte, sin embargo nunca pensó que sería artista profesional, le fascinaba el cricket y sus sueños se iban hacia allá.

Sin embargo, dice riéndose: “Un día llegué a mi casa con mi boleta de calificaciones la cual no estaba lo que se dice óptima, mis padres estaban de viaje y de pronto se me ocurrió viajar as otro pueblo a casa de mis tíos allí me encontré con el arte y decidí ser lo que soy.”

 

“Empecé haciendo pequeñas exposiciones de mis obras y la reacción del público fue fantástica lo cual lógicamente me animó muchísimo.

Este joven de reconocida trayectoria y muy querido por los británicos ha expuesto dentro y fuera de las fronteras británicas: New York, Turquía, República Checa, Bulgaria, Seattle, Francia, Suiza y ahora Venezuela, país del que se marcha fascinado y con ganas de volver.

Fanático del cricket, le encanta ver todo los matches posibles. También se le encanta la lectura, especialmente las obras de suspenso.