Britney Spears tiene el derecho de recibir tres visitassemanales supervisadas de sus dos hijos
Un comisionado judicial concedió a Britney Spears el derechode recibir tres visitas semanales supervisadas de sus dos hijos pequeños, leordenó remodelar su casa a fin de que resulte segura para los menores, ydefinió un cronograma para las visitas con el ex marido de la estrella pop, Kevin Federline.

En un fallo emitido el martes, el comisionado de la Corte Superior, Scott Gordon, ordenó también que Spears se someta a análisis semanalesaleatorios sobre el consumo de drogas y alcohol.

Britney Spears debe también seguirse reuniendo con uninstructor de padres nombrado por el tribunal, y los niños deben ir en asientosespeciales cuando se les transporte en automóvil, según el fallo.
La decisión surgió tras una audiencia de tres horas,realizada el viernes pasado, a la que asistieron Spears y Federline. En esasesión se presentó testimonio sobre diversos asuntos.

Antes, Gordon había dicho que Spears era una “consumidora habitual, frecuente y continua” de drogas y alcohol. Elcomisionado había retirado la aprobación para que la estrella visitara siquieraa los niños, tras descubrir que incumplió con algunas condiciones para lacustodia compartida de los menores.
Luego, retiró la prohibición y permitió que Britney Spearsvisitara a Sean Preston, de 2 años, y Jayden James, de 1, pero sólo bajo lavigilancia de un supervisor aprobado por el tribunal.