Tras el éxito conseguido con “La pasión de Cristo”, Mel Gibson regresa detrás de las cámaras con una nueva película, “Apocalypto”, y un nuevo idioma, el maya.

Según confirmó hoy su portavoz, Alan Nierob, la popular estrella de Hollywood ganadora del Oscar por “Braveheart” ha escogido undialecto poco conocido de la cultura maya para rodar una historia quetranscurre hace 500 años en Centroamérica.

El rodaje, que comenzará en octubre en México, estará protagonizadopor un reparto de indígenas de la zona, neófitos en lo que se refiere al cine.

Gibson, de 49 años, revolucionó el pasado año la industriadel cine con el éxito conseguido por “La pasión de Cristo”, película centradaen las últimas horas de la vida de Jesucristo y rodada en lenguas muertas comolatín y arameo.

Aunque su idea inicial era la de estrenar el filme sinsubtítulos finalmente el actor, productor y realizador incluyó una traducciónpara facilitar la comprensión, algo que se espera haga con “Apocalypto”.

Este drama histórico tiene su estreno previsto para elpróximo verano boreal y Gibson no participará como actor.

Los estudios Disney se encargarán de la distribuciónestadounidense de la cinta, financiada en su totalidad por la productora delactor, Icon, de la misma forma que lo hizo con “La pasión de Cristo”.

También se espera que la historia esté cargada deviolencia, como ocurrió con “La pasión de Cristo”.

La principal diferencia es que pese al título, querecuerda al apocalipsis, la nueva película no tiene connotaciones religiosas.

“La pasión de Cristo” ha recaudado en taquilla más de 370millones de dólares en Estados Unidos.