La destacada periodista Mary CarmenSobrino saborea el éxito con un programa que ha cambiado las mañanas de latelevisión venezolana. La producción nacional independiente que Venevisiónofrece de lunes a viernes a las 9:00 AM. “Mujeres con historia y HombresTambién”, la ha convertido en una auténtica celebridad, no sólo por suexcelente manera de conducirlo, sino por las diferentes transformacionesemocionales y físicas que ha enfrentado desde que comenzó el programa, hacepoco más de 4 años.

 Sobrino tiene más de veinticincoaños de experiencia en el periodismo, pero se atreve a afirmar que esteprograma cambió su vida. Hay casos que la mueven mucho, pero en pantallasiempre trata de mantenerse equilibrada para darle fuerza a los invitados.Allí, ayuda, aconseja y hasta regaña, pero lo que más disfruta es su nuevafaceta de bailarina “casi profesional”: la conductora inicia elprograma con sendas coreografías que dejan a más de uno boquiabierto.

  ¿Qué novedades trae“Mujeres con Historias y Hombres También”, en esta nueva temporada?

 Habrá una rotación en el área de laastrología y videncia, que va a ser muy interesante. La idea es que compartacon figuras masculinas.

Otra de las novedades, es que ahorabailo acompañada de dos bailarines, lo cual es todo un reto para mí. La idea esque los televidentes vean que todos podemos energizarnos  y sentirnosbien, moviendo nuestro cuerpo, sonriendo y tratando de concentrarnos en lascosas buenas de la vida.

  ¿A propósito delbaile, como surgió eso, fue una propuesta tuya o de la producción?

  Surgió de manera espontánea, yobailo hasta el cumpleaños. Al principio sólo me movía un poquito, porqueponíamos música al comienzo del programa para saludar, pero eso fue creciendohasta que mi productora ejecutiva, Ana Delgado me dijo: “para eso bailade una vez y en serio”. Comencé a dar rienda suelta, a proponer temasmusicales que fueran muy conocidos, incluso graciosos para involucrar alpúblico. Luego  me dije que tenia que cambiar un poco el estilo y por esosugerí tener bailarines. Hoy me acompañan dos chicos extraordinarios: Jonathany Jesús. Ellos me acompañan y yo aprendo cantidad, me tienen una pacienciadivina.

  ¿Qué expectativastiene Mary Carmen Sobrino con “Mujeres con Historia y HombresTambién”?

Mi expectativa es lograr lareflexión del televidente. Los temas que abordamos no tocan solamente a losinvitados. Muchas personas se sienten identificadas y gracias al programapueden encontrar una alternativa, respuestas y puntos de vista sobre losproblemas que les aquejan. Por otro lado intentamos fomentar la unión de lafamilia, a través de casos de personas que no se han visto en mucho tiempo yquieren reencontrarse. También la ayuda médica que hemos logrado y sobre todode apoyo material a personas con problemas de salud, en especial a losniños. 

  ¿Cómo es el procesode selección de los casos para el programa?

Es muy difícil escoger lashistorias, hay unas más fuertes que otras, llegan de cualquier lugar del país.Algunas conllevan investigación,  contactar a los protagonistas, a veceshay alguno de los involucrados que no quiere participar. Pero sí,  haycola inmensa de correos, de pedido de consejos, solicitud de ayuda, a todos lespido paciencia. Hacemos lo posible por irle dando cabida a las historias que laproducción considera pueden servir no sólo a los involucrados sino a todosaquellos que puedan estar viviendo una historia similar.

  ¿Tú participas dela escogencia de los temas o eso es de absoluta responsabilidad de la producción?

Es netamente el equipo de producciónquien se encarga de escogerlas. Yo solamente trato de canalizar las solicitudesque llegan a mi directamente, bien sea por correo electrónico o porque la genteme aborda en la calle.

 ¿Qué cambios se hangenerado en Mary Carmen Sobrino, ancla de El Informador, ahora NoticieroVenevisión y la  conductora de “Mujeres con Historia y HombresTambién”?

Muchísimos, físicos, externo einternos. Me di cuenta que tenía que ocuparme más de mi persona, hacerejercicio, comer adecuadamente cambiando incluso mi manera de vestirme. Verhacia fuera buscando una proyección optimista para la gente que me esta viendo.Por dentro el cambio fue aún mayor, todos los días agradezco con muchísima fe yhonestidad a Dios, por cada cosa que tengo en mi vida. Porque escucho historiassumamente duras y a veces se quedan pequeñas frente a lo que podamos estarsintiendo, entonces allí pienso que  tenemos que ser más humildes y eso me lo repito todos los días.

  ¿Hay algún caso enespecial que te haya movido emocionalmente, qué haces en esa situación?

La disciplina de ser profesional delperiodismo como ancla y moderadora, me permiten mantener el centro. Haymuchísimos casos con los que me puedo resquebrajar, con un niño, con adultos mayores,con el caso de una prostituta para entender como llegó a eso.

A mi no me gustaría perder elcontrol y llorar al aire, porque pretendo que los invitados sientan en mi unapoyo fuerte.

En esos casos llego muy afectada acasa, me aíslo, baño con sal, aceites, lloro a solas para descargar y luegosalgo renovada.

  ¿Además de“Mujeres con Historia y Hombres También” en qué anda Mary Carmenlaboralmente hablando?

Estoy en el programa de radio de 9 a 10 de la mañana enFrecuencia Mágica, cuyo tema central es comunidad, hay algunas similitudes conel de televisión por la temática. Ya tengo 6 años. Además alterno mis programascon el trabajo de Vitalis, allí me desempeño como Vicepresidenta y fundadora.Vitalis es una ONG conservacionista, estoy ganada a la conservación, porconvicción, allí soy voluntaria. Trabajo también en el área de comunicaciones,eventualmente hago asesorías, presentación de eventos, talleres específicos yestoy rozando del  mundo del teatro, tengo una invitación de una obra quese llama Holocausto, donde voy a personificar a Eva Braun. Es una obraproducida por Mery Cortéz  y Levy Rosell, son pequeños papeles pero sonmuy fuertes.

  ¿Dónde queda lafamilia de Mary carmen Sobrino ante tanto trabajo?

Mi prioridad es mi mamá, soydivorciada y tengo unos sobrinos de quienes me ocupo mucho. Desde aconsejarlos,llevarlos y traerlos. Vivo con mi mamá que ya tiene 79 años y trato de que seafeliz.