Miranda es el nombre de la hija de la animadora de RCTV. A pesar de lo delicado del embarazo, Mariale se siente muy bien con la llegada de su niña. A Andrés, le llegó hermanita.< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" />

 

La bella animadora Marialejandra Requena dio a luz el pasado 7 de noviembre a una hermosa niña de nombre Miranda. La pequeña nació justo el día en que su madre estaba de cumpleaños. ¡Mejor regalo imposible!

Midió < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />48 centímetros y pesó 2 kilos 700 gramos. El embarazo, cuenta Mariale, ameritó reposo absoluto y fue un tanto complicado, pero con un feliz desenlace con el nacimiento por cesárea de la nena. Su madre contó los pormenores de este importante evento familiar.

 

“La verdad no quería que naciera el mismo día de mi cumpleaños, aunque no niego que su llegada fue un regalo espectacular. Ahora, todo el protagonismo de ese día lo tendrá ella y yo ya no cumplo más años hasta los 60 (Risas) Estoy feliz, pero ahora no me sale cena especial, ni escapadas en esa fecha”.

 

Pudimos conocer que el embarazo fue de extremo cuidado. La animadora reveló: “Tuve contracciones desde los cuatro meses y medio y prácticamente todos los días. No podía ni subir escaleras. Me sentía tan mal que tuve mal humor durante los nueves meses. Incluso, mi esposo quería que tuviéramos tres hijos y ahora ambos pensamos ¡ni de broma!”

 

“Miranda es el nombre seleccionado -confesó-. Nos pareció muy bonito, pero el nombre gusta o le parece terrible a la gente… ya me hicieron todo tipo bromas durante el embarazo y me decían ‘Miranda en la Carraca’, ‘Miranda, entidad de ahorro’, ‘Estado Miranda’. Llegué a llorar y hasta fue motivo de discusión con mi pareja hasta el punto buscar otras opciones. A la final, se quedó Miranda. Ella es muy dormilona, es un relojito a la hora de comer, siempre cada tres horas”.

 

Andrés, el hermanito de Miranda quiere besarla y amapucharla. “Sólo tuvo dos episodios para llamar la atención, pero siempre tratamos de involucrarlo durante el embarazo y ahora en pequeñas cosas”, cuenta la orgullosa madre.

Ahora a Marialejandra le queda la lucha para liberarse de los kilos extra. Ya comenzó con la dieta y el uso de la faja. En total, engordó unos 12 kilos y ahora le toca rebajar de 6 a 7 kilos, una tarea difícil.