El galán de “Amor a Palos” revela cómo ha vivido las navidades. Desnudó recuerdos de la niñez y hasta contó cuál ha sido la festividad más fuera de serie que ha experimentado.

 

Luciano D’Alessandro tuvo un estupendo año 2005. A nivel profesional debutó como protagonista en “Amor a Palos” junto a Norkys Batista. Además se estrenó como empresario, con la apertura de su restaurante en la ciudad de Maracay.

En la actualidad, es uno de los donjuanes más cotizados de la farándula nacional. No se le conoce novia desde el romance que sostuvo con Chantal Baudaux… quizás se la solicite este año al Niño Jesús.

 

-¿Cómo y cuándo descubriste quién era el Niño Jesús?

-Descubrí a mi papá colocando la bicicleta debajo del arbolito y no le quedó más remedio que decirme. Como todo niño me desilusioné, pero apreciaba el detalle y la preocupación por mantener la tradición.

 

-¿Muchas navidades pero ninguna noche buena?

-Noches buenas al menos 300 días al año… ¡Jajajá! Y por supuesto incluyo los días de navidad.

 

-¿A quién le pides que tus deseos se hagan realidad, acaso al Espíritu de la Navidad?

-He participado en una par de ocasiones por una ex novia a quien le encantaba celebrar la llegada del Espíritu de la Navidad, pero no es una tradición en mi familia.

 

-¿Algo extraño que te haya pasado durante las festividades navideñas?

-Cuando pasé las navidades solo en España, sin mi padre y mi madre… fue una experiencia bien bonita pero era la primera vez que no estaba en casa.