La tía Chucha es una señora criticona y divertida que tiene mucho que contar: ella no cree ni en besuqueaderas, ni en esos inventos raros de las mujeres de ahora como “la liberación femenina” o “los tratamientos estéticos”. Alguien para quien el modernismo y la tecnología han tergiversado el curso de la historia pues ya nada es como debe ser. Una dama “de las de antes” que piensa que el matrimonio, la educación de los nietos, el secreto de confesión y los hombres son los temas importantes a tratar, y que disfruta mucho más ir a un afarmacia o a una consulta médica que a un baile, una fiesta de cumpleaños o una boda.

Esta es una inspiración que se extrajo de uno de los personajes que conformaron aquella pieza teatral llamada Que me llamen loca y que Tania Sarabia también protagonizó hace 17 años, de la mano de Fausto Verdial. Este es un sentido homenaje a Verdial. Un espectáculo escrito especialmente por Fausto para Tania, esa actriz a la que vio evolucionar “hacia algo casi milagroso en el arte de actuar”

Lo valioso de esta propuesta escénica es que se mantiene parte del equipo original de hace 17 años cuando estrenó Que me llamen loca:  Sarabia como La tía Chucha, José Jiménez en la iluminación, Eva Ivanyi en el vestuario y Jorgita Rodríguez  en la producción. Vladimir Vera asumió el reto de poner  su toque a la  dirección heredada de Verdial, con su mirada joven y talentosa.

 Desde el viernes 5 al domingo 14 de octubre, viernes (5 y 12) y sábado(13) a las 8:00 pm y domingo (14) a las 6:00 pm. Teatro Escena 8 de Las Mercedes. Puntos de venta: www.ticketmundo.com.


Síguenosen twitter:@MagazineDig