Para el Feng shui    tanto las plantas como los animales potencian   el Chi  vital en el espacio en que se  encuentran. Tener animales domésticos es   un estupendo feng shui. Cuando las casas se quedan vacías durante el día, el silencio acumula energía yin. La presencia de un animal (perro, gato, peces, pájaros….) contrarresta dicha energía.

 No hay animales mejores que otros dentro del Feng Shui .No son mejores peces que  perros o gatos. Lo importante es que se integren armónicamente   al espacio. Si su espacio es pequeño un acuario es muy positivo. En él se encuentran los cinco elementos en forma   equilibrada,   hay agua, los peces y el motor son fuego, las piedras y el marco son metal, las plantas son madera y la arena es tierra.  

Una pecera colocada en el extremo norte de su  sala   ayudará a mejorar la vida profesional de los que viven en esa casa Perros y gatos tienen   buen Feng Shui. Los perros generan muy buena energía  con su movimiento,  cariño y alegría. Si están educados para no destrozar nada, podemos permitirles que se muevan con libertad, llevando su energía por toda la casa. Los lugares donde se sitúan con mayor frecuencia son siempre lugares energéticamente sanos y podemos compartirlos con ellos. A diferencia de los gatos, que pueden y suelen situarse cerca de elementos que emiten radiaciones que pueden llegar a ser perjudiciales para el resto de habitantes de la casa: como monitores de TV, radiadores y, en general, todos los aparatos que emiten vibraciones. A diferencia del perro, los lugares buenos para ellos pueden no serlo para nosotros, pero debemos respetarles sus costumbres que les permite mantenerse equilibrados.

El primer punto fundamental es que los animales que estén en nuestro hogar deben estar sanos y cuidados. Un animal que se enferma puede estar siendo un aviso de un desequilibrio en la casa y estará restando Chi a sus habitantes. Otro punto importante es que siguiendo los principios de seguridad y comodidad el animal debe tener solo accesoa aquellas zonas en las que no provoque daños a sí mismo o a la propiedad.  También, debemos ser  cuidadosos de la zona donde se depositan sus excrementos si es que el animal no sale de la casa. Es muy positivo, en cualquier patio o jardín, mantener bebederos y comederos para pájaros. Es de mala energía   mantener animales embalsamados en las casas.

La limpieza siempre   es muy importante. Las   mascotas tienen que estar siempre limpias y cuidadas. La caja de excrementos debe mantenerse limpia, que no genere  malos olores. Mantenga las mascotas fuera de la habitación. No permita que el perro o gato duerman en su cama.  

No tenga una mascota que no pueda tener, que no se adapte a su espacio, que no puedan fluir ni ella, ni las personas que viven allí

Tener una mascota puede ser una experiencia maravillosa, De acuerdo al Feng Shui los animales pueden ser usados como elementos equilibradores dentro nuestro hogar para lograr la armonía. Cuídelos con cariño y le devolverán esa energía multiplicada.

 

Fuente :Maria Cabaleiro