La recordada “Capo” de “Porestas calles” ahora en “Toda una dama”

Lolymar Sánchez es una experimentada actriz cuya dilatada trayectoriaha desarrollado en su mayoría en RCTV. Si bien muchos la recuerdan por elcontundente personaje de la mafiosa jefa del cartel de droga que hizo en laexitosa “Por estas calles”; se ha paseado por diversidad de roles, resaltandoen personajes característicos, como el que hace actualmente de   Coromoto Díaz en la telenovela “Toda una dama”,de RCTV Internacional.

Allí, noche a noche, la vemos interpretando a una enfermera ocurrente ysimpática que se ha constituido en el consuelo, confidente y principalaliada   de los “buenos” de la historia enla mansión de Imperio Laya (Nohely Arteaga), incluyendo a su protagonista(Christina Dieckman).

Títulos como “Abigail”, “Amores de fin de siglo”, “Alejandra”, “DulceIlusión”, “El engaño”, “Gardenia”, “Alondra”, “El Desprecio”, “Lejana como elviento”, “Felina”, “ La Invasora “, “Que buena se puso Lola”, “Ser bonita no basta”, “Dr.G y las Mujeres” y las películas “Santera” y “Señor Presidente”, avalan laexperiencia de esta profesional del histrionismo, que se formó bajo la tutelade Doña Amalia Pérez Díaz.

-¿Cómo describirías el rol quecumple tu personaje en “Toda una dama”?
-Coromoto es un personaje bien fresco, un rol característico como losque me encanta hacer, es muy cómica, está metida en las tramas con lospersonajes principales, con Imperio (Nohely Arteaga), Valeria (ChristinaDieckman) y Eloy Castro (José Mantilla). Es una enfermera muy inocente y aveces mete la pata; ella no sabe lo que ocurrió realmente en el pasado entreImperio y Eloy, está inocente de la maldad que se hicieron y ella lo defiendemucho, es un apoyo incondicional para él y la protagonista.

  -¿Qué opinas de que se reediteno hagan remakes de novelas que fueron éxito en el pasado?
-Estoy muy de acuerdo, me parece que totalmente válido, de hecho miprimera novela fue justamente “Señora”, donde compartí con Doña Amalia PérezDíaz y ese elenco tan importante. Me parece muy bien que lo hagan, además quecuando las versiones están bien hechas como es el caso de “Toda una dama”, meparece bien rico que el público empieza a asociar ambas telenovelas y refrescarla memoria comparándolas, además es bien loable que las nuevas generacionesconozcan esas historias que fueron clásicos.

-Si participaste en la versiónoriginal de “Señora” (1988), ¿cuál fue allí tu personaje?
-Yo había hecho la prueba de actuación en Radio Caracas Televisión,cuando todavía estaba el señor Arquímedes Rivero y de allí me seleccionaron enun grupo de 15 personas para el curso que impartía Amalia Pérez Díaz. Había unpersonaje vacante en la novela que se llamaba “Luna”, una niña huérfana del conventoque era protegida de la protagonista (Maricarmen Regueiro). Ese mismo papel lohace ahorita en “Toda una dama”, la niña Anastasia Stoliarova.

-¿Se te hacen más fáciles lospersonajes característicos?
-A mí me encantan todos los roles pero en especial los característicos,porque tienes que hacer un buen trabajo de campo o previo a la construcción delpersonaje, tienes que foguearte muy bien para que se vea creíble en pantalla.Son roles muy completos que hay que trabajarlos, no es pararse y solo decir elparlamento, tienen un trasfondo y hay que bordarlos más, para que se veancreíbles y no parecer una comiquita.

IDAS Y REGRESOS

-Cómo una artista que se formóen Radio Caracas TV, ¿cómo sientes la evolución y dinámica actual del canal?
-Cada vez que estoy en el canal siento que el personal que sigueahorita le está poniendo el cien por ciento; los técnicos, las maquilladoras,veo mucho entusiasmo. Yo comparto frecuentemente con las maquilladoras y laverdad que no dejan de trabajar, todos dan el todo por el todo para que latelenovela salga bien. Ojalá sigamos adelante y se pueda devolver la señalabierta para muchas personas que no pueden vernos por cabale.

-Fuiste de la camada de genteformada por Amalia Pérez Díaz, ¿qué añoras y recuerdas de sus enseñanzas?
-Era mi sueño, cuando estaba empezando mis objetivos eran estudiar ytrabajar con ella, me lo programé mentalmente y el universo me mandó laoportunidad de hacer la prueba de actuación, no podía creer cuando ella meescogió de toda esa camada de jóvenes, el estudiar con ella fue una experienciabien satisfactoria, me enseñó muchísimo de todo: desde las reglas para pararseen cámara, cómo construir un personaje y cómo tratar al director, a lostécnicos, cómo desenvolverse dentro de la planta. Tengo los diplomas firmadospor ella guindados en mi cuarto, hasta iba a su casa y me montaba las escenas,incluso por teléfono.  

-¿Qué es lo más difícil demantenerse por años en el medio televisivo?
-Me ha costado muchísimo. He caído y me he vuelto a levantar, me handado oportunidades, me he ido, he regresado, también me he tomado pausas parareflexionar pero siempre me hace falta la actuación, hacer teatro, telenovelas;ha sido duro pero allí voy con la ayuda de Dios y sus angelitos, quienes me hanmandado muchas cosas positivas y lo que he hecho lo he disfrutado a plenitud,no tengo queja alguna.

-¿Consideras que te manejas desde el bajo perfil, es decisión propia ogajes del oficio?
-Es que soy muy tímida, sí me he manejado bajo perfil, no voy a fiestasni a eventos, siempre me invitan y muchas veces no voy, he llevado mi carrerade una manera pausada. Me desaparecí después de hacer “Por esta calles”, luegohice pequeños roles y me fui a vivir al exterior, regresé de vacaciones y laproductora Leonor Sardi me invitó a participar en “ La Invasora “ y de allíseguí en RCTV con “Qué buena se puso Lola”, luego en “Ser bonita no basta” conel papel de la malvada hermanastra Rosita Falcón, más tarde “El Desprecio” yahora en “Toda una dama”.

-Teniendo una amplia trayectoriaen las tablas, ¿no te ha contagiado el actual boom de hacer teatro?
-Estoy llamando a todos mis amigos que están haciendo y produciendoobras, ¡me urge hacer teatro! Tengo más de 20 montajes en mi haber, he hechodesde obras clásicas y mucho teatro infantil también, la última fue la pieza “Furi,Furi, empresa exitosa”.

-¿Eres una soltera empedernida ono ha llegado el príncipe azul?
-Dicen por allí que hay que besar muchos sapos para que aparezca esepríncipe, así que seguiré besando.

-¿Qué consejos le darías a lasnuevas generaciones de actores?
-Pienso que lo más importante es estudiar, para que cuando les lleguela oportunidad poder dar el todo. He visto personas que de repente no tienen lapreparación y les dan oportunidad y al prenderse esas tres cámaras, no todospueden salir a flote con los parlamentos, hay mucho nerviosismo. De hechotodavía cuando dicen: “5 y acción”, surgen las cosquillitas en mi estómago.Pero estudiar, prepararse y tener asesoría, es lo que te da permanencia   porque esta profesión no es nada fácil.

-¿Qué te falta por hacer?
-Quisiera seguir trabajando y que me sigan dando oportunidades, hastaahora Dios ha sido bastante generoso conmigo y he conocido gente maravillosa enle medio, lo cual para mí es esencial e importante. Hacer personajes fuertes yllegar a la transición para ser una primera actriz.