Si lasquinceañeras llenaran sus paredes con los afiches de Guillermo Dávila, sindejar el hoy. Si el mundo volviera a pegar su nariz a la pantalla como en lostiempos  de Marylin, Bogart, Gary Coopero James Dean… ¿quién sabe si los Bee Geesvolverían a mandar en los 70?

Lasnovias de Travolta de Andrés Tulipano dirigida por José Domínguez. Es una obra queextrañamente combina a la perfección lo comercial y un teatro que dice algo másque risas automáticas; propuesta para la contemplación de espacios cerradosconvenientemente decorados, y para escuchar sin prisas unas conversacionesilustradas y fluidas. Entrañable y refulgente ficción de cuatro amigas en horas difíciles, queaporta oxígeno y optimismo al espectador, y que se ve con agrado y placer.

Mayra Africano está perfecta en el papel principal, ella resulta ser latriunfadora de la noche. Violeta Alemán interpreta anónimamente su celebradopapel de mujer graciosa pero con buen corazón…nada original, pero desempeña. Nopuedo negar que Verónica Córtez tenga buenos momentos y que sea una actrizatractiva y talentosa. Y por otro lado tenemos en el elenco femenino…VilmaRamia, aunque resulta divertida en algunos momentos, percibo que le faltatécnica y sutileza. No es una mala actriz, pero creo que su rango emocional ysu general presencia chocan con el tono general de la pieza, particularmente ensus momentos más serios, solemnes y aunque logra sacar a flote muchos forzadosdiálogos, su expresivo rostro muestra el conflicto interno de su personaje demanera más eficiente que el bizantino argumento.

El encuentro con lo inevitable, las confesiones de cada una, con elahogo de toda libertad, con la imposibilidad de cualquier sueño. Es en esefinal cargado de melancolía es donde reside quizás la carga más dramática de laobra. El marido de Estela seguirá siendo un aburrido y sin alma, el destierrode Lucía seguirá siendo más infecundo que su propio lesbianismo. Y los deseosde Gaby y Cris constituirán la realidad no de una jornada particular, sino larealidad de cada día. En último término Lasnovias de Travolta es un cierto reflejo de esa generación, quesocioeconómica y mucho menos culturalmente, no encuentra salidas. Incluso Crisencarna otro grado de estupidez de la clase media venezolana, más culpable sise quiere por sus pretensiones. 

Gustará a un público que prefiera el teatro de actrices al queprivilegie la puesta en escena, el que valore más la dramaturgia escrita que lapropuesta visual y estética, el que busque historias interiores y teatro depersonajes más que tramas de acción complicadas. La musicalización es excelentepor parte Dante Tulipano, no en vano mereció el Premio Municipal de Teatro2007. Espero que se vea con alguna claridad que la pieza de Domínguez es, en elmejor sentido de la palabra, una obra comercial de buen gusto.