“Compartir mi rol de gerentecomo Presidente de la Fundación Orquesta Sinfónica Juvenil e Infantil de Aragua ymi carrera profesional como clarinetista no ha sido fácil pero estoy feliz detrabajar por los niños de Aragua y cumplo a cabalidad el rol que el maestroAbreu me encomendó”, con esta idea generalizada comenzó la entrevista pautadacon Henry Crespo, un aragüeño que ha cosechado sus éxitos tomado de la mano dela constancia, disciplina y humildad, aunque confesó que luchar con el ego hasido una constante en su desarrollo profesional.

“El arte está impregnado pormucho del yo y es normal que el ego llegue y se instale, por ejemplo a mi mecuesta mucho saludar y decir abiertamente buenas días, pero se que Dios conocelos corazones y él sabe que soy un hombre humilde y un apasionado de la músicaque desde los dos años escuchaba radio y a los ocho tocaba cuatro porconvicción”.

A los 16 años Crespo iniciósus clases particulares con el profesor Arturo Aldasoro para ingresar entoncesal movimiento de Bandas Militares de Venezuela en el Cuartel Montilla en La Victoria, hasta que en1988 llegó al Movimiento de Orquestas Nacionales Juveniles, núcleo Aragua.

Se le reconoce igualmente suparticipación como miembro fundador de la Orquesta Sinfónicade Aragua como principal de la fila de Clarinetes, especialidad que lo llevó aBélgica a realizar una especialización del instrumento con el apoyo delGobierno de Aragua y la Fundación Vollmer.

Henry Crespo se pinta como unhombre diáfano, espiritual, sencillo y muy sensible que ha sabido siempre cuales el camino por recorrer para lograr sus metas porque su pasión por lo quehace le permite organizarse de una manera perfecta y brindar su apoyo a loscentenares de niños que se acercan a cristalizar sus sueños en el exitoso sistema de orquestas, “la pasión esdeterminante para ser un músico distinto, también la constancia y el trabajometódico marca la diferencia y esa fuerza interna que viene del espíritu es loque hace que algunos músicos se vean distintos en el escenario”-destacó Crespo-

La familia es fundamental paraeste venezolano y sus hijos y esposa en la actualidad constituyen partefundamental de su historia, aunque no escucha muy a menudo música confiesatener mucho de ella en su cerebro, prefiere dedicar horas a la lectura y a lapractica del clarinete que para que sea optima debe dedicarle al menos ochohoras cada día.

TRAYECTORIAARTISTICA
En 1988 Crespo ingresó al Movimientode Orquestas Nacionales Juveniles del estado Aragua. En la Banda Sinfónica y la Orquesta Típicadel mismo territorio comparte sudesarrollo en el área de la música popular y desde el año 1990 se convierte enmiembro activo fundador de la Orquesta Sinfónica relación cercana con clarinetistas de latalla de Mark Friedman, Pronio y Montesde Oca le permitió nutrir su carrera como solista. En Bélgica, en el LemensInstitud cursó estudios de Master Green y estando en Europa fue invitado comosolista para interpretar el Quinteto para Clarinete y Cuerda de Mozart con elreconocido cuarteto M.K Cirlionis Quertet. Hoy este aragüeño forma parte delequipo de instructores de la academia de Clarinetes de Venezuela y preside en la actualidad la Fundación OrquestaSinfónica Juvenil e Infantil de Aragua. como principal de la fila declarinetes y continua sus estudios musicales en el Conservatorio de Música“Simón Bolívar” en Caracas. Crespo también ha realizado estudios de PianoAcadémico y música de cámara, reconoce además que el mantener