“Lo peor que puede hacer un hombre es besarme en la primera cita”, dijo en una ocasión Halle Berry, la espectacular modelo y actriz, rostro de “Revlon”, activista de la campaña contra la diabetes, icono de la moda y ganadora de un Oscar a la mejor actriz en 2002 por “Monster Ball”.Halle tiene buenas razones para desconfiar de las atenciones masculinas que tan frecuente cruzan su glamoroso camino. Sus noviazgos siempre terminaron en abuso o violencia, incluyendo la tormentosa relación con el actor Wesley Snipes, que aparentemente descargaba las tensiones de su carrera en Hollywood dándole palizas a la Berry, y las continuas y publicitadas infidelidades de su ex-marido, el cantante Eric Benet, que durante los mismos días en que su famosa mujer se preparaba a recibir el premio de la Academia, la engañaba con al menos dos mujeres diferentes.La venganza de Halle ha sido su éxito. Mientras los nombres de sus ex-parejas desaparecen en el olvido- ese limbo hollywoodense donde Farrah Fawcett, Steve Segal y Lorenzo Lamas están condenados a la humillación de permanecer en la “lista B” en fiestas y premieres- ella, con su Oscar bajo el brazo, filmó el filme, “Catwoman”, donde encarna a la sexy, peligrosa y trágica adversaria de Batman.Lo que no cambia, sin embargo, es su extraordinaria sensualidad. “La parte más sexy de mi cuerpo son mis pies”, asegura ella, “A pesar de todas las sandalias de taco alto y sin talón que he usado en el último tiempo, permanecen intactos”.En los últimos años, Halle ha caminado sobre la delgada línea que divide a una “starlet” de una estrella. Sus roles en “X-Men” y la última película de James Bond, “Die Another Day”, la convirtieron en la nueva Gwyneth Paltrow, una estrella que, a pesar de sus talentos, no sabia elegir sus roles. Sin embargo todo puede cambiar con “Catwoman”, un rol de acción, es cierto, pero que tiene un significado especial para la actriz. “Me parezco a Catwoman”, dijo Halle en una entrevista con una revista británica, “Igual que ella, he tenido que sobrevivir en situaciones peligrosas y en ambientes hostiles. Si alguien no me cree, solo basta tratar de tener algún éxito en Hollywood”. E igual que Catwoman, Halle Berry no luce nunca tan atractiva como en un traje de látex negro.