El reconocido actor Gustavo Rodríguez, quien viene de cautivar a los televidentes en la pasada obra de Leonardo Padrón, “La Vida Entera”, interpretandoa un magnate de los medios de comunicación, está nuevamente dentro los hogares de los venezolanos a través de una nueva historia dinámica, actual y muy interesante, delineada también por Leonardo Padrón, “La Mujer Perfecta”.En esta ocasión, el artista personifica a Saturno, un profesor de teatro de la academia de modelaje de Renata Volcán. Fue en sus años mozos un exitoso actor de teatro, y asume su labor como docente con tal esmero y pasión como quien aún está viviendo una descarga de adrenalina generada por un excitante personaje teatral.   

– ¿Cuáles son las bondades que usted podría destacar de supersonaje?

Desde la óptica personal es un registro distinto a los trabajos que yo he hecho, eso me agrada mucho porque me permite pasearme un poco entre el drama y la comedia. Es un personaje que tiene aristas muy interesantes, de manera que es un personaje muy agradecido, muy rico. Además está inmerso en una relación muy hermosa con dos grandes actrices como lo son Elba Escobar y Julie Restifo. Yo me siento sumamente complacido con este rol.

– Cuénteme un poco sobre  las escenas tan divertidas y naturales que traspasan la pantalla entre Usted, Albi de Abreu y Eduardo Orozco…
– Es la parte jovial y jocosa del trabajo. Mi personaje aparenta ser un gruñón pero nada más para poner el orden en la estructura de la convivencia con Lucho (Alb iDe Abreu), Larry (Eduardo Orozco) y ahora el Nené López (Manuel Sosa), un personaje no menos accidentado y disperso como los otros dos, por toda la problemática que arrastra. Ejerzo un poco como el ordenador o el papá de ellos ,todos están inmersos en conflictos y contradicciones propias de sus vidas.
 – Igualmente está inmerso entre dos aguas con dos grandes actrices venezolanas…
 -Para mi es un privilegio. Estoy complacido de trabajar con Elba (Escobar) y con Julie (Restifo). Son dos actrices muy profesionales, muy rendidoras, cumplidas y con un gran compromiso por su trabajo. Para mi es un orgullo compartir escenas con ellas dos. Saturno está enamorado de Estrella  ( Elba Escobar) y se lo confesó a Nella (Julie Restifo), por lo que ella se sintió desvastada, más que por amor, por estar decepcionadade sí misma. Él se definió por Estrella pero ella no quiere saber de él porque se enteró que Saturno tuvo una relación con Nella.

– ¿Qué le ha parecido la historia que presenta Leonardo Padrón?

-Fabulosa, muy actual y dinámica. Presenta un tema que toca de cerca a todas las mujeres. La estructura dramática está hecha de una manera tan dinámica y flexible que todas las subtramas están interactuando y eso hace que la novela goce de una riquísima complejidad. Me da mucho gusto estar en ella.

– Saturno fue un actor de éxitos en el pasado, ahora se dedica a la docencia únicamente, ¿se ha vislumbrado su futuro cuando ya la actuación no forme parte de su vida?

-De seguir las cosas como van no me va a quedar otra alternativa, porque no hay prácticamente producciones. Además de mi trabajo como actor, yo también practico la docencia.Imparto talleres de actuación en una academia de modelaje de una amiga y algunos talleres los he llevado al interior del país. Me gusta mucho trabajar con la gente joven o con los actores bisoños, pues creo que la mejor manera de aprender es enseñando. Me parece una tremenda oportunidad de trascender y de abrir camino a las nuevas generaciones que toman el oficio del actor con rigor y disciplina.

– ¿Cómo se encuentran los planes laborales para el año entrante?
 -Para el año que vienen proyectos de teatro, cine, varias cosas. Claro uno no puede dejar que las cosas vengan solas, uno tiene que trabajar por alcanzar las metas, y por eso de alguna manera estoy cocinando esos proyectos para que de alguna manera se puedan cristalizar.