Todas las mañanas, de lunes a viernes y a partir delas seis AM Gustavo Pierral es el encargado de dar los buenos días al país através de su programa Despierta tusSentidos uno de los de mayorsintonía en Venezuela – en el que el positivismo social, empresarial y familiartiene verdadera relevancia.

Sin embargo, no fue de un día para otro que eldestacado locutor llegó a ocupar un puesto tan importante: al contrario. Hansido años de dura lucha los que lo han llevado al sitial que hoy ocupa.

“Háblanos unpoco de tus inicios en la radio”
– “Comencé a trabajar en radio luego de venir delcanal 8 en donde me desempeñaba como mensajero de la oficina del Show de Renny.Y gracias a Adicson Lara, quien es el primero que me da la oportunidad paraconocer lo que es una radio, entro a Radio Capital. Te estoy hablando de susinicios; cuando la emisora quedaba en la esquina de Cipreses. También estuve enRM Radio, ya que Adicson era amigo de Luís Medina, uno de los principalesoperadores. Era la época en que Rudy Márquez y otros artistas grababan en losestudios de Radio Continente que quedaban en la planta baja del edificio.

Yo tendría como 17 años y en esa radio estaban amigoscomo Peter Cernik, Germán Freytes y Carlos Rayban entre otros. Luego, tambiéngracias a Adicson, me gradúo en el Sindicato de Radio y TV como operador deaudio y logró entrar a trabajar en Radio Capital en el turno de una a seis dela mañana. Lo hacía con Enrique Hoffman como locutor. Buchito Osorio y “ElGato” Rincón fueron muy importantes en lo que aprendí.

Ya había sacado el título de locutor y un buen díaTinedo Guía no pudo llegar al Poliedro de Caracas a presentar a Camilo Sesto yel recordado Gonzalo Lazzari, quien sabía que yo quería ser locutor me llama yme dice que esa es mi oportunidad, así que me monté en la tarima y presenté alartista. En esa época la radio transmitía los conciertos desde el Poliedro yOswaldo Yépez, el director, venía escuchándola. Al llegar le preguntó a Gonzaloquien había presentado a Camilo y me mandó a llamar. Yo pensé que estabadespedido, pero lo que hizo fue citarme para el día siguiente y allí me ofreciócomenzar la semana siguiente con un programa que se llamaría Buenos días con Gustavo Enrique desdelas 6 de la mañana. Así fue como comencé”

Paralelamente Gustavo cursaba estudios dearquitectura, carrera de la que completó cuatro años, hasta que su surgimientodefinitivo en la radio lo hizo tomar una decisión definitiva. Más adelanteviaja a Estados Unidos   en donde segradúa en Artes de la Comunicación y hace un Master en la Escuela de Artes en laespecialidad de Planificación y Presupuesto de Producción para Radio y TV.    

A pesar de haberse formado en una emisora –para laépoca- netamente rockera, al poco tiempo Gustavo comienza a ser reconocido comouno de los máximos difusores del disco music en Venezuela.

“¿Recuerdas enque momento llega el disco music?”
– “Puedo decir que la primera vez que me entregaron enlas manos un disco de este estilo y tuve el chance de ponerlo al aire yconvertirlo en un hit fue con un tema de Donna Summer llamado “I Love to Love you Baby”. Dentro de laradio cada uno de nosotros tenía su propia personalidad: Napoleón ponía aSerrat y a Alí Primera; Amaury con los niños, Plácido e Ivan con el rock,Tinedo con lo del Hit Parade y así. A mí me tocó lo del disco music. Meempezaron a llegar discos y yo los pegaba. En esa época el Gerente General delCanal 8 era Jorge Félix y en esa época, 1977, se produjo el estreno de lapelícula Fiebre del Sábado en la Noche, a cuyo estreno,en Miami, me había invitado Carlos Rayban.

A los dos días de mi regreso y cubriendo mi guardiaAdicson, ¡otra vez!, mi operador recibe una llamada y me dice que es de JorgeFélix. Y sí, era para ofrecerme participar en un programa de música disco queiban a sacar en ese canal. Esa misma tarde grabamos el piloto. Cuando llego alestudio me encuentro con un decorado  igualito al de la película que había visto y con un tal Santy, de quienyo había oído pero a quien no conocía. Él y yo fuimos quienes hicimos el pilotode Disco Fiebre. A mí me dijeron que yo iba animar el programa, pero enrealidad lo que querían era que fungiera de disc jockey. Me montaron en un discplay atrás y Santy animaba.

Pero llega un momento en que Jorge se da cuenta de queel que en realidad estaba involucrado con la música disco era yo y no Santy. Élera un buen cantante de música romántica y la gente no lograba ubicarlo en otrocontexto. Total que me pasaron para adelante y animábamos los dos. Esto dealguna manera no hizo sentir bien a Santy y al final me quedé solo. Pero elcanal estaba muy politizado. Ya yo estaba involucrado a tal punto que bailabajunto al cuerpo de baile y con los muchachos del público. Pero por esasinfluencias entró Beatriz Croquer al programa. Y el programa cambió. Hubo unmomento en que hasta entró Plácido (Garrido) que no tenía nada que ver con eldisco music. Pero el programa era un éxito a tal punto que nuestra competenciadirecta era nada menos que Sábado Sensacional. Y eso obligó a Amador a incluiren su programa una sección de música disco.

Entrar a Disco Fiebre los sábados era una odisea. Yadesde las doce las colas eran inmensas; más cuando había competencias entrecolegios. Para los muchachos era como pasar dos horas en una verdaderadiscoteca. Pero, como te dije, con la política todo cambió. Cuando sacan aJorge Félix se echa a perder todo y el programa desapareció. Se crea Doble 8, un programa de preguntas yrespuestas que animábamos Plácido y yo pero que no tenía nada que ver conmúsica. Primero lo animábamos además de nosotros dos Beatriz Croquer y Santy,pero ellos dos renunciaron”.

– “¿Se adapto Beatriz a DiscoFiebre el tiempo que pasó allí?”
– “Yo diría que más o menos. Beatriz es una personamucho mayor que nosotros y la gente no la ubicaba, a pesar de ser hija de unade las leyendas de la radio y la televisión en Venezuela (Pancho Pepe Cróquer).Pero ella no tenía nada que ver con la música y por eso- aunque parezcamentira- no caló. No sabía nada de los artistas. Gloria Gaynor estuvo en elprograma y ella no tenía idea de quien era, aunque sabía que cantaba. De algunamanera tu tienes que estar relacionado con lo que haces, porque si no confundesa la gente.

Pero a nivel personal hubo una relación bien chévere,con una que otra pequeña discusión. Por ejemplo, ella quería bailar porque yolo hacía, pero en realidad no podía hacerlo. Yo tenía 21 años y estaba en plenaefervescencia. Me tiré en paracaídas, me monté en helicóptero e hice muchascosas más que los otros no podían hacer”

– “¿Llegaste a determinar lainfluencia que tuvo el disco music en esa época?”
– “Sí. Al igual que la tiene hoy día el hip-hop, a laque tuvo el rock en su época. Todo tiene su momento. La música disco fue muycriticada porque siempre se asoció a drogas y a homosexualidad. Pero el rocktambién ha estado asociado siempre a la droga, así como el bolero ha estadorelacionado a caña y mujeres. Cada género musical tiene lo suyo”

Pero hoy tenemos a un Gustavo Pierral más reposado queembelesa a su público hablando de positivismo social, empresarial y familiar.

– “¿Porqué ese cambio? ¿Es unpaso lógico en tu carrera?”
– “Yo pienso que  uno debe adaptarse a los tiempos. En estos momentos estoy en una emisoracalificada como “romántica”, pero he llegado a la conclusión de que la genteescucha el programa por quien lo hace y que la música viene a ser solo unaespecie de complemento. No podría decir que trabajo en un programa“musical-romántico” porque no es verdad. La música forma parte de él y elgénero que se pone generalmente es romántico. Pero yo lo que hago es unmagazine mañanero de entretenimiento, completamente desvinculado de laprogramación habitual y el concepto de la emisora.

Aunque me costó mucho dárselo a entender, losdirectivos finalmente entendieron que la mañana es el momento más importante enla radio en relación a mantener el encendido y la sintonía”

– “¿En cierto sentido esoimplicaría que tus oyentes han crecido contigo?”
– “No solamente eso. Yo soy un analista de la radio yal enterarme de que iba a trabajar a las seis de la mañana me dediqué aescuchar radio a esa hora para darme cuenta de que nadie le presta atención alos que yo llamo “los pequeños héroes de la mañana”: los niños que se levantana las 4, 5 o 6 de la mañana para ir a su escuela. Entonces, la gente que meconoce hace tiempo ya me tiene un afecto especial. Pero me he llevado lasorpresa de que me he ido ganando el cariño de pequeños que también estáncreciendo conmigo en los diez años que tiene el programa. Y me quieren como mequieren sus mamás y sus papás”

Pero la generación de adolescentes tampoco escapa alas miras de Gustavo. Por ello no duda en prestar su apoyo incondicional anuevos talentos. Chenoa, David  Bisbal,David Bustamante, Hanny Kauam y hasta su propia hija Winda, exponentes de lasnuevas generaciones, suenan habitualmente en su programa.  Eso, aparte de mantenerse al día en toda latecnología informática, y el haber evolucionado con la radio, forma parte deléxito y la aceptación que percibe en su numeroso público.