En Angelica, a la 1:30 P.M. por TELEVEN

La actriz venezolana Gabriela Vergara impacta día a día con su personaje de “Laura Herrera” en la telenovela Angélica, transmitida de lunes a sábado, por la pantalla de TELEVEN.

La  reconocida actriz, sorprende nuevamente en otra producción dramática, esta vez en la controversial Angélica, interpretando a “Laura Herrera”, una joven estéril y alcohólica que hará todo lo posible por estabilizar su matrimonio.

Laura es una mujer de posición económica alta que tiempo atrás, se sometió a un aborto clandestino que al practicársele de manera incorrecta, la dejó sin posibilidades de engendrar en el futuro.

Su esposo Miguel Angel, interpretado por el actor José Angel Llamas, siempre ha deseado convertirse en padre. Es entonces cuando Laura, recurre al alquiler del vientre de la protagonista de la novela, Angélica, interpretada por Andrea Marti.

Gabriela confesó, “Me gusta dar vida a este personaje porque veo en ella muchos detalles que no había tenido oportunidad de recrearlos en toda mi trayectoria, pues veo en ella un lado oscuro, veo el alcoholismo y frustraciones que me divierte experimentar”. Además comentó que prefería hacer el papel de villana porque durante la grabación de la novela se la pasaba divirtiéndose mientras que la protagonista lloraba y sufría.

Luego de convertirse hace unos meses en madre y dar a luz a unas hermosas gemelas, llamadas Alessandra y Emiliana, la actriz fue sometida a un cambio de look, pero éste ha sido hecho únicamente para la grabación de la novela, ya que se trata de una peluca que fue diseñada exclusivamente para transmitir el lado oscuro y duro del personaje.

¿Cómo ha sido tu experiencia interpretando una mujer tan trastornada como Laura?

La experiencia ha sido maravillosa. Vuelvo a la casa que siempre me ha apoyado y me reencuentro con los amigos y el público que me apoyo tanto mientras estaba embarazada el año pasado interpretando a Deniss en Secretos del Alma. Estoy con un increíble equipo de producción, técnico y artístico.

Nunca antes había compartido escena con José Angel Llamas y debo reconocer que su maestría y sensibilidad me ha robado lágrimas y admiración. Trabajar con él le da a nuestra pareja un nivel de explosividad, de sentimientos encontrados que difícilmente he encontrado en muchos actores.

Definitivamente es un placer, es buen compañero, buen padre y esposo, todo un ejemplo de lo que predica. Tengo el orgullo de formar parte del lanzamiento de Andrea Martí, joven talento mexicano integrante de una talentosa camada generacional de relevo, bella por dentro y por fuera y actoralmente.

Laura es el resultado de muchos errores y pocos límites, del capricho, el alcohol y la frustración. Víctima de si misma y victimaria de su entorno, encarna la mujer de una pareja gastada donde muchos, quizás y lamentablemente, se sentirán identificados y donde todos pediremos que se separen.

Como si no fuera suficientemente diferente a mí, Laura no puede tener hijos, justo ahora que la vida me regala dos estrellas, dos ángeles llega esta mujer a mí para recordarme la inmensa bendición con la que cuento.

¿ Cómo es la relación con los otros protagonistas?

El ambiente en la novela es excelente, todos, sin distingo de posición, rango o departamento nos llevamos muy bien, sin problemas, divismos, mal entendidos, envidias ni nada por el estilo. Nos reímos mucho a diario, hacemos chistes de cada cosa, trabajamos duro pero tratamos de pasarla súper bien, comemos juntos, compartimos, cantamos y hasta bailamos cuando se puede. Quieren a mis hijas, las consienten, se ríen con ellas y ellas contentísimas. Este es un momento muy feliz en mi vida.