La decoración Feng Shui en la  habitación de los niños, juega un papel fundamental para  ayudar a que crezcan sanos y felices.  Lo principal que tenemos que tomar en cuenta a la hora de decorar el cuarto  de los pequeños de la casa, es que ellos necesitan moverse en un espacio que los estimule y los haga sentir seguros.

Los niños están representados por la Madera, uno de los cinco elementos chinos. Se incorpora a través de colores verde o azul claro, plantas, formas alargadas, muebles de madera y fibras naturales.habitacion portada

-El dormitorio de los niños hasta los 12 o 14 años debería mantenerse en tonos suaves y más bien fríos para compensar el elemento Fuego que forma parte de su naturaleza .Los colores azules que no se consideran adecuados para un dormitorio de adultos, son muy recomendables aquí. También los colores verdes que estimulan la relajación y el crecimiento. Se pueden usar también tonos rojizos como el salmón y  naranja para añadir calidez o los tonos ocres y terrosos para añadir estabilidad.

-Es mejor emplear materiales  naturales en la habitación de los niños. Evitar  aglomerados, preferir maderas macizas, con acabados naturales, fibras naturales y pinturas al agua. Ventilar diariamente la habitación de los niños.

-Una antigua regla de feng shui dice que “ventanas grandes en la casa  hacen  niños indisciplinados” Los niños se distraen  con mucha facilidad.  Vigile la posición del lugar donde estudian,  no deben quedar sentados frente a una ventana muy grande o de espaldas a una puerta.

-Separe  el lugar de estudio y descanso. Si esto no es posible, hay que procurar una separación virtual que puede lograrse, utilizando un color diferente para el rincón  de trabajo, un  color azul cielo puede ser perfecto para dar calma y concentración. Está demostrado que los niños aumentan su rendimiento en un entorno con variedad de colores. Evitar los colores neutros (blanco, negro, gris) y los marrones. Hay que disponer de suficiente espacio para guardar todo lo que tenga que ver con estudios una vez finalizada la tarea.dormitorio7

-Trate que  cuarto de los niños mire al Este, la dirección del elemento Madera y del crecimiento y que reciba abundante luz  natural. Si no es así,  podemos utilizar un objeto de color amarillo brillante, para compensar esta situación.

-Es conveniente que el cuarto de los niños disponga  de por lo menos dos fuentes de luz artificial una luz general más o menos intensa (evitar tubos fluorescentes) y una iluminación suave para las horas vespertinas.

-Se sugieren los muebles bajos  de madera que no dificulten los movimientos, sobre todo por la noche. Las camas altas no son recomendables para los niños pequeños, pues les pueden inducir miedo.

-Es recomendable colocar una luz de seguridad en algún enchufe de la habitación, con el objeto de darles seguridad en las noches.

-Utilice tapices y cuadros alegres, no ponga elementos o figuras que les pueda causar miedo o inquietud.

– No coloque la cama junto a  enchufes o aparatos eléctricos y también hay que  sacar la televisión y el computador del cuarto del niño. Debería mantenerse ambos aparatos en una zona de uso común como la sala. Si es inevitable se sugiere colocarla en un mueble que tenga puertas que se cierren en la noche, igual que en la habitación de los  adultos.

-Otro aspecto importante en una habitación infantil es el evitar muebles, libreros o estantes que queden sobre la cabeza del niño al dormir o estudiar ya que esto le provocará sensación de encierro  y no les permite tener un descanso reparador.

En sabanas, almohadas y cubrecamas lo más recomendable son de algodón o fibras naturales, para permitir un libre flujo de la energía corporal del niño así como para promover frescura y creatividad.

Recuerde: tenga siempre en cuenta  que en la decoración del cuarto  infantil, se debe considerar tanto  la personalidad del niño, como tratar de mantener la armonía del ambiente, para que la habitación sea al mismo tiempo, un estímulo para su crecimiento y el lugar ideal donde lograr un buen descanso de estos seres tan queridos .

 Fuente :María Cabaleiro

@mariacab7