La editorial de la música de Eminem presentó una demandafederal contra la gigante Apple Inc. por vender descargas de sus canciones sinpermiso.

Apple tiene un acuerdo con Universal Music Group, el sellodiscográfico propietario de las grabaciones, pero no lidia directamente con loseditores que poseen los derechos de la música y la letra.

En la querella, presentada el lunes en el Tribunal Federalde Distrito de Detroit, la editorial del rapero Eight Mile Style y el gerentede derechos de autor Martin Affiliated piden más de 75 mil dólares porviolación de derechos de autor, competencia injusta y violación de la ley deprotección del consumidor de Michigan.

La demanda también exige una compensación por daños de hasta150 mil dólares por infracción, o por cada vez que una canción fue descargada.

El administrador de Eight Mile Style Joel Martin dice que setrata de entre 70 y 80 canciones, que incluyen éxitos del disco ganador de unGrammy “The Eminem Show”.

Apple no tenía comentarios el martes, dijo el vocero TomNeumayr.
Según el abogado de Eight Mile Style, Norman Ankers, lasdisqueras necesitan permiso de los dueños de los derechos de autor antes deautorizar una descarga.

“Esto es un asunto importante en la industriamusical”, dijo Ankers. “Esto ocurre con muchos artistas y muchossellos discográficos”.

Apple cobra 99 centavos por la mayoría de las canciones. Lasdisqueras obtienen unos 70 centavos de ese monto, y le pasan 9 centavos de esacuota a los editores.
“Por lo general, los artistas quieren que se venta sumúsica”, dijo Martin. “Queremos que la descarguen. Solicitamos quecualquier proveedor que ofrece descargas las licencie a través deleditor”.

“Apple no nos debe nada a nosotros. Le debe a Universal(Music)”, acotó.

Eminem, cuyo verdadero nombre es Marshall Bruce Mathers III,es de Detroit. “The Eminem Show” vendió 7,6 millones de copias.

Eight Mile Style también demandó a Apple en el 2004 porviolación de derechos de autor, argumentando que Apple usó la canción de Eminem”Lose Yourself” en comerciales de televisión de su tienda de músicaiTunes. El caso se resolvió fuera de la corte.