La imagen de un galán con una aventura dondese refleja la labor de un servidor público de primera como lo es el bombero,cautiva a los seguidores de las historias de amor del horario vespertino deVenevisión en su nueva y exitosa producción dramática.

 Eduardo Orozco es, según las últimasmediciones, el actor que mantiene más televisores prendidos en el país a partirde las 2 de la tarde donde el público sigue las incidencias de la historia deamor que, el apuesto Orozco, protagoniza junto a su compañera de aventuras ydesventuras Sabrina Seara en la novela “Válgame Dios” escrita por MónicaMontañés.

 La vida de este galán esta llena de contrastesy la pasa entre cámaras de TV, las tablas y otra de sus grandes pasiones comolo es el deporte,

“Actualmente entreno con mucha intensidad paracorrer los 42 kilómetros   de la Maratónde Amsterdam”, indicó Orozco, quien junto a su bolso de hacer deporte por supuestono falta el guión con el parlamento de la historia que a diario se puede seguirpor Venevisión a partir de las 2 de la tarde.

 El evento está pautado para el mes de Octubrey reunirá a los más importantes y destacados maratonistas del planeta y porsupuesto que allí destacará la atlética figura de este actor.

“Mi trabajo está enfocado a la cobertura delos 42 kilómetros en Amsterdam, y lo más seguro es que antes de ese compromisome encuentre con un par de triatlones de dimensiones olímpicas, también loscumpliré”.

 Eduardo está en una constante actualización,reinventándose nuevas experiencias utilizando para ello ese juego   que le enfrenta su vida donde existe unmanejo de técnicas actorales, y a partir de esto – acotó – es donde empieza lobueno, la diversión que se da en las diferentes interpretaciones.

 “El gusto lo encuentro al resolver un díalargo, de mucha actividad que implica la realización de una novela, en elromanticismo y lo poético de cada plano artesanal en el cine o en la mágica adrenalinadel teatro. Y si aparte tienes la suerte y el lujo de salir de ahí y poderdisfrutar de un público, entonces es que me convenzo que conseguí la mejorprofesión del mundo”.

 Este primer actor venezolano confesó   su total admiración y respeto por elbritánico Jude Law, “tuve la oportunidad de verlo en vivo en Broadwayinterpretando Hamlet, y al salir de la función la orden que me di fue trabajary estudiar todo lo que pueda y lo que me ha motivado a redoblar el paso en micarrera siempre con el aparato creativo a millón”.


Síguenosen twitter:@MagazineDig