Se la come en la exitosa pieza“La señora Klein”

Es una de las actrices de más trayectoria en las tablas venezolana. Setrata de Diana Volpe, quien se formó como actriz en el HB Studio de Nueva Yorky el Taller del Actor de Caracas. Su formación multilingüe le ha permitidotrabajar tanto en Caracas como en Nueva York, Washington, Londres, Manchester yTokio, por citar sólo algunas ciudades.

La Volpe”,así es como la conocemos en los predios teatrales,   viene de hacer la exitosa pieza “La piel deElisa”. Y ahora junto a las también talentosas Catherina Cardozo y VerónicaCortez le dan vida a una nueva temporada de la “La señora Klein”, que viernes ysábados a las 8:00 p.m. y domingos a las seis de la tarde, se presenta en la Sala de Conciertos del Ateneode Caracas.

En Venezuela ha protagonizado numerosos montajes del Teatro deRepertorio Latinoamericano, del cual es miembro fundadora, bajo la dirección deCosta Palamides (entre ellos: “Fedra”, “Trópico del crimen”, “Una vez más, porfavor”, “Los pequeños animales abatidos”, “El desatino”).

En Nueva York tuvo la oportunidad de desempeñar el papel de Paulina, en“Death and the Maiden/La muerte y la doncella”, en sus dos versiones (inglés yespañol) en una producción del Puerto Rican Traveling Company. También trabajócon Rene Buch, en el Teatro de Reperorio Latinoamericano (“La vida es sueño”).En Washington participó en numerosos montajes del Teatro Gala (entre ellos: “Madein Lanus”, “El protagonista”, “Eloisa está debajo de un Almendro”, “Actocultural”) y en el Shakespeare Theatre at the Folger (“Fuenteovejuna”). En Tokio trabajócon El Tokio International Players (“Blithe Spirits”, “A Doll’s House”), elIntrigue Theatre (“Arms and the Man”) y el Sometimes Y Theatre (“For thePleasure of Seeing her Again”). Recientementese presentó en el Etcetera Theatre de Londres y el Dancehouse Theatre deManchester en la obra “Night, Mother”. Y ahora, de regreso a Venezuela, protagonizala obra “ La Señora Klein”delautor inglés Nicholas Wright, con éxito merecido.

– ¿A qué se debe tu formaciónmultilingüe? Aparte del español e inglés, ¿dominas otros idiomas?
– Comencé mi formación teatral en el HB Studio de Nueva York, con KatherineSergeiva. Al mismo tiempo, estudiaba para mi Maestría en RelacionesInternacionales en la Universidad de Georgetown, en Washington, y tomaba clases dedanza en la escuela de Alvin Ailey, en Nueva York… Cuando pienso en esostiempos me pregunto como pude hacer tanto al mismo tiempo, y en ciudadesdistintas…. Eso se llama ser joven. Al regresar a Venezuela me inscribí en elTaller de Formación Teatral de Rajatabla y luego en el Taller del Actor, bajola dirección de Enrique Porte y Juan Carlos Gené. Hablo inglés porque viví enlos Estados Unidos por 18 años… Allí terminé el bachillerato y launiversidad. Tengo un BA en Ciencias Políticas, además del Master en RelacionesInternacionales. También hablo italiano porque mis padres eran italianos y de niñaviví en Italia, en   Génova por 8 años.

– ¿Cuándo reconociste tuvocación y talento para el teatro?
– Siempre actué…. Me acuerdo que de niña en Caracas organizabarepresentaciones teatrales con mis hermanos y los niños del vecindario. Debeser algo que está en mi ADN   porque mimadre y mi abuela eran actrices y mi bisabuela era soprano.

-¿Cómo fue la experiencia deestudiar actuación en New York? En qué época fue eso?
-Yo estudié en el HB Studio en los años setenta, cuando todo en NuevaYork era paz y amor….Todos creíamos todavía en un mundo mejor, en laposibilidad de cambiar al mundo…

– ¿Cuál metodología impartíanallí?
-En El HB Studio enseñaban el Método Stanislavsky.

  – Después estudiaste en elTaller del Actor con el maestro Enrique Porte ¿Qué aprendiste de él.
– Enrique Porte fue un gran maestro. El también creía firmemente en elMétodo Stanislavsky y me enseñó a confiar en mis instintos.

– ¿Cómo has logrado trabajar encompañías de teatro pertenecientes a países como U.S.A, Inglaterra y Japón?
– Por el trabajo de mi esposo vivimos en Washington, Nueva York yTokio. En cada nuevo destino lo primero que hacía era averiguar sobre loscastings y presentarme.

– ¿Cómo es el proceso de castingen esos países?
– Todos los trabajos que conseguí en Washington y Nueva York fueron através de audicion
es. En Estados Unidos me hice miembro del Sindicato deActores, Equity. Allí las audiciones son abiertas a todos los actores, pero losmiembros de Equity tienen prioridad. A veces adicionábamos decenas de actores.Lo mismo pasó en Tokio. Allí hay tres compañías de habla inglesa y pudetrabajar con las tres. De hecho   el añopasado uno de los directores con quien trabajé, Robert Tsonos, me invitó aparticipar en la obra “Night, Mother” de Marcia Norman, en Londres, en elEtcétera Theatre. Es una obra para dos actrices, muy fuerte. Nos fue muy bien.Tuvimos críticas fabulosas… También llevamos la obra a Manchester, alDancehouse Theatre.

– ¿Tuviste algún obstáculo porser extranjera?
– En ningún momento me sentí discriminada por ser eso, solo contaba eltalento.

– En Nueva York tuviste laoportunidad de desempeñar el papel de Paulina, en “Death and the Maiden” (“Lamuerte y la doncella”), en sus dos versiones, ingles y español. ¿Cómo te fue enese trabajo? ¿Con cuál idioma te sentiste más cómoda?
– La experiencia de trabajar en el montaje bilingüe de “ La Muerte y la Doncella” fueextraordinaria . Todos los actores éramos bilingües y presentábamos la obra unanoche en inglés y otra en español, alternando. Estuvimos en cartelera tresmeses con mucho éxito. Me sentí cómoda en ambos idiomas, pero quizás mas enespañol porque la obra fue escrita en esta lengua, por Ariel Dorfman. El temade la obra es muy fuerte: una mujer se encuentra con el hombre que la torturódurante la dictadura. Así que el tema de la obra y el trabajo bilingüe meagotaron muchísimo… Pero valió a pena.

– En Venezuela, has   protagonizado numerosos montajes en el Teatrode Repertorio Latinoamericano,   bajo ladirección de Costa Palamides. ¿Cómo ha sido tu experiencia en este grupo y coneste director?
– Mi trabajo con Teatrela me ha dado enormes satisfacciones. Allí mesiento en casa. Costa es un director sutil, culto y preciso. Al mismo tiempo,permite que sus actores experimenten y traigan propuestas. Nunca pierde el buenhumor y su seguridad nos hace sentir a todos en buenas manos. Es un placertrabajar con él. Todo el equipo de Teatrela, con su productor general, JuanCarlos Aguaje y su productora Coco Seijas, es muy profesional. Recuerdo cuandoCosta, con tan solo 20 y pico años, decidió fundar una compañía dedicada alteatro latinoamericano…no teníamos nada, solo las ganas de hacer buenteatro…. ¡De eso hace mas de 20 años!

-¿Qué significó para ti ganar enel 2005 el Premio Municipal a la Mejor Actriz del Año por el trabajo en “Una vezmás, por favor” y “Trópico del crimen”, ambas piezas dirigidas también porCosta Palamides?
– La verdad es que no me lo esperaba, y menos ganar por mi trabajo endos montajes. Costa se ganó el premio al mejor director.

– ¿Percibes alguna diferenciaentre el quehacer teatral venezolano y el de los otros   países en los cuales has trabajado?
– Quizás la diferencia principal es la selección del elenco… Como lodije anteriormente, en los países donde he trabajado los repartos sonseleccionados en base a audiciones. En cuanto a la formación, me parece que enGran Bretaña y en Los Estados Unidos se pone más énfasis a la formacióntécnica: voz, dicción, movimiento escénico, etc… En cuanto a ganancias, dependedel país. Por ejemplo, en Japón, un actor puede ganar muy bien, en EstadosUnidos depende del teatro donde se presente, igual que en Gran Bretaña. Elproceso de ensayo en los países donde he trabajado es corto pero intensivo.Generalmente son 3 o 4 semanas, de 9 de la mañana a 6 de   la tarde, seis días a la semana. El públicoen los Estados Unidos es muy receptivo, si le gusta lo que ve, lo manifiestaclaramente…La crítica, tanto en los Estados Unidos como en Londres, tiende aser muy precisa. En general los críticos comentan tanto de la obra como de losdistintos trabajos dentro de la puesta.