Hastamediados de diciembre se presentan en la Sala Mendoza dos proyectos expositivos: Contaminados, muestra que reúne a quinceartistas de diferentes generaciones e indaga en la mezcla e hibridez delenguajes en el arte actual, y Correspondencias,fotografías de Gabriella Di Stefano

 La mezcla de lenguajes esfrecuente en el arte contemporáneo, volviéndose éste cada vez más abierto, múltiple y sincrético, es decir, híbrido en el usode géneros y tecnologías. Atendiendo a esta situación específica, la del arte queenfrenta antiguas especializaciones y se abre a otros géneros clásicos y,también, a los medios de esta época, la Sala Mendoza presenta Contaminados.

 Bajo la curaduría de MaríaElena Ramos, con museografía de Rafael Santana y Maitena De Elguezábal, estamuestra colectiva indaga en la mezcla e hibridez de lenguajes y“ahonda en los conceptos de un arte ‘impuro’ frente al arte ‘puro’ de losantiguos géneros, superando la ‘pureza’ queexigía una disciplina artística única y especializada para cada obra. Locontaminado es aquí lo contrario de lo impoluto, es lo que ha incorporado yaceptado la interrelación de lo distinto, el contagio incluso, la transmisión,los cruzamientos e injertos entre muy diferentes procesos y discursos. Así,pureza e impureza, lenguaje específico vs conexión de lenguajes, mestizajes ycruzamientos serán ideas centrales en este proyecto”, explica Ramos.

 Magdalena Fernández, CorinaBriceño, Mariana Rondón, Anita Pantin, Terry Smith, Javier León, AndrésMichelena, Enay Ferrer, Julio Pacheco, Luis Molina-Pantin, Pedro Morales,Miguel Von Dangel, Alfredo Ramírez, Misael Carpio y Kruskheylim Jhamaly son loscreadores que integran el proyecto expositivo. Estos quince artistas representandiversas generaciones, desde reconocidos maestros, jóvenes con obra yadivulgada en Venezuela y el exterior, así como otros muy nóveles, desconocidosy aún en su proceso de tesis en la Universidad de las Artes.

 Pese a lasdiferencias de los participantes, a través de sus obras se evidencia esesincretismo al que alude Ramos: el pintor o el escultor que hacen uso delvideo, la valla urbana, la fotografía, la computadora, Twitter y otras redessociales, valiéndose de diversos formatos y soportes. “No se trata ya de que un mismo creador pueda realizar sus obras endistintos momentos con muy diversos lenguajes, sino más bien de que, en unamisma propuesta visual, un artista logre fusionar y hacer simultáneos muy distintosmedios. Es precisamente gracias a tal mezcla —vivaz y actuante— como una obrade esta naturaleza puede llegar a existir”.

 En el espacio LaLibrería, la Sala Mendoza también está presentando Correspondencias, exposiciónde Gabriella Di Stefano. En esta muestra la artista presenta una visión muypersonal de los lugares urbanos, disímiles en apariencia, a través de dosseries fotográficas: Caracas y Montreal.

 Ambas exhibicionesestarán abiertas hasta el 15 de diciembre en la sede de la institución, ubicadaen la Universidad Metropolitana. Horario de visita: martes a viernes, de 8:30am a 4:30 pm, sábados 8:30 a 3:00 pm y domingos, de 11:00 am a 3:00 pm.

 A 55 años de suapertura, la Sala Mendoza continúa su trabajo de promoción del arte y la culturacontemporánea. El período actual plantea además otras perspectivas, alineadascon la tendencia de nuestro tiempo que involucra Espacios Expositivos conUniversidades. Al estar integrada al campus de la Universidad Metropolitana,hoy la Sala Mendoza tiene la oportunidad de proponer exitosos proyectos yexperiencias que dinamizan el vínculo entre la creación y el conocimiento.

  Contaminados – Colectiva

Correspondencias – Fotografía de Gabriella Di Stefano

  Clausura: Domingo 15 de diciembre de 2012

Lugar: Sala Mendoza, Edificio Eugenio MendozaGoiticoa, Plaza del Rectorado, Universidad Metropolitana, Terrazas del Ávila,Caracas


Síguenosen twitter:@MagazineDig