Carlos Azpúrua, director de cine y relevante promotor cultural, le fue otorgado recientemente el Premio Nacional de Cine 2006.

Desde su primer documental, “Yo hablo a Caracas” (1977), la obra de Azpúrua se ha destacado por la calidad cinematográfica, aunada al tratamiento de temas sociales, políticos y ecológicos que generan polémica y sensibilizan a la población. “Yo hablo a Caracas” y “Amazonas, el negocio de este mundo”  fueron las primeras denuncias públicas sobre los métodos de evangelización ejercidos sobre los indígenas venezolanos en el Amazonas por los grupos protestantes de las Nuevas Tribus, que años después fueron expulsados del país al demostrarse lo que Azpúrua había expuesto en su documental.

En continuidad con su labor de denuncia a través del cine, Azpúrua produce otros cinco documentales trascendentes en la filmografía venezolana: “Pesca de Arrastre”, “Caño Mánamo”,  “El Barrio Cuenta su Historia”, “Detrás de la noticia” y “Bosque silencioso”, los cuales han logrado algo más de cincuenta premios nacionales e internacionales.

Al opinar sobre el premio que recién se le otorgara, Azpúrua expresa que con él se está reconociendo no solo su obra si no que se hace justicia con los pueblos indígenas y con los derechos humanos de grupos que han sido explotados en este país.

Esta sensibilidad de Azpúrua se capta también cuando produce ficción, como lo fue con su primera película, “Disparen a Matar” (1990), que trata el  tema de la impunidad policial y obtiene 18 premios internacionales, entre ellos el Colón de Oro de Huelva (España).

En este mismo tenor, su segunda película, “Amaneció de Golpe” (1998), narra una historia en el contexto de la sociedad venezolana y las insurrecciones militares de principio de los noventa. El film obtiene 12 premios nacionales e internacionales, entre ellos el premio del público y de la crítica en el Festival de Huelva (España) y el premio del público en el Festival de Biarritz (Francia), entre otros. En total la obra de Carlos Azpúrua, entre sus documentales y sus películas de ficción ha  obtenido algo más de ochenta premios nacionales e internacionales.

En la actividad gremial, Azpúrua ha sido permanente luchador de reivindicaciones sociales y culturales.  Desde su curul como diputado en el Congreso Nacional,  promovió la aprobación de importantes leyes culturales, como la Ley de Derechos de Autor, la Ley de Artesanía y la Ley de la Cinematografía Nacional, luchas que luego mantuvo desde la Presidencia de la Asociación de Autores Cinematográficos (ANAC) y como  Comisionado Especial del Ministro de Educación, Cultura y Deportes para la Reforma de la Ley de la Cinematografía, recientemente aprobada por la Asamblea Nacional.

Precisamente, el jurado que le otorga el Premio Nacional de Cine 2006, razona diciendo “Carlos Azpúrua aúna a la destacada actividad gremial y política en defensa y desarrollo del cine nacional en diversos y exigentes escenarios…a la realización cinematográfica en términos de indiscutible relevancia, a través de una amplia filmografía reconocida nacional e internacionalmente que abarca el cortometraje y el largometraje, el documental y la ficción, proponiendo invariablemente temáticas de honda raigambre de nuestra cultura ancestral y de nuestros más acuciantes problemas actuales”.

El claro compromiso político y social de Azpúrua y su posición ideológica está lejos de convertir a  su obra cinematográfica en panfletaria y logra vencer los prejuicios, “cuando uno es honesto con su trabajo –dice el cineasta- y esa obra se conecta sana y creativamente con el país, trasciende los prejuicios que pudieran aparecer en el momento de juzgarla”.

Esto será posible que usted mismo lo vea en su próxima película, “Mi Vida por Sharon, ¿o qué te pasa a ti?”, que estará en Octubre en la cartelera,  “Este film es una obra jocosa, a partir de una historia que le puede pasar o ha pasado a cualquiera de nosotros y  que servirá para la reflexión sobre el modo de comportarnos los venezolanos y venezolanas en situación de crisis. Es una película para reírnos de nosotros mismos”, dice su director. El film tiene un guión de Mónica Montañés, música de Huascar Barradas y cuenta con las actuaciones de: Mimí Lazo, Carlos Mata, Anabel Rivero, Marian Valero, Javier Paredes, Jorge Luis Salas, Carlos Villamizar, Carmen Arencibia, Vicente Tepedino, Dimas Gonzalez, Yugui López, Jose Luis Useche, Elisa Escamez, Gonzalo Cubero, Yanis Chimaras, Luigi Ciamana y Tilena Szepesi.

Para mayor información y/o entrevistas con el cineasta Carlos Azpúrua:Ancheta Comunicaciones Carlos Anchetamailto:Anchetaancheta@intercable.net.veSkype: carlos.anchetaTelf: +58-212-283-7602Cel: 0412-Ancheta (0412-2624382)

Resumen curricular de Carlos Azpúrua, Premio Nacional de Cine 2006

Carlos Azpúrua (Caracas, 1949), director de cine y promotor cultural, inicia su carrera en el cine como autodidacta.  Su primer documental en 35 mm, “Yo hablo a Caracas” (1977), trata los problemas ecológicos del Amazonas y los métodos de evangelización ejercidos en el Amazonas venezolano por las Misiones protestantes llamadas las Nuevas Tribus.

En continuidad con esta tendencia produce seis documentales trascendentes en la filmografía documental venezolana: “Pesca de Arrastre”, “Caño Mánamo”,  “El Barrio Cuenta su Historia”, “Detrás de la noticia”, “Amazonas, el negocio de este mundo” y “Bosque silencioso”, los cuales han obtenido algo más de ochenta premios nacionales e internacionales.

Su primer largometraje de ficción, con guión de David Suárez, “Disparen a Matar” (1990), trata el  tema de la impunidad policial.  El film obtiene 18 premios internacionales entre ellos el Colón de Oro de Huelva (España). Su segundo largometraje, “Amaneció de Golpe” (1998), con guión de José Ignacio Cabrujas, habla de la sociedad venezolana a partir de las insurrecciones militares de principio de los noventa. El film obtiene 12 premios nacionales e internacionales, entre ellos tres en el Festival de Huelva (España).  Ambas películas fueron nominadas a los Premios Goya en España.

En 1989, Azpúrua es elegido Diputado del Congreso Nacional y desde la Presidencia de la Comisión de Cultura impulsa la aprobación de importantes leyes, como la Ley de Derechos de Autor, la Ley de Artesanía y la Ley de la Cinematografía Nacional.

Azpúrua ha sido Presidente de la Asociación de Autores Cinematográficos (ANAC) por dos períodos consecutivos, desde 1997 a 2001.  En el 2002 es Comisionado Especial del Ministro de Educación, Cultura y Deportes para la Reforma de la Ley de la Cinematografía, recientemente aprobada por la Asamblea Nacional, y en 2003 promueve la creación y preside la Fundación Festival Iberoamericano de Caracas, la cual organiza la Primera edición de ese Festival en Noviembre de ese año.

En la continuación de su obra documental,  entre 1999 y 2004, produce “La tragedia natural de Vargas”, “La Montaña rasgada”, “Cruz Roja”, y una serie de documentales para la petrolera estatal PDVSA, entre ellos “Juan Pablo Pérez Alfonso” y “Conspiración Petrolera”.  Su más reciente trabajo documental ha sido el Festival Mundial de Poesía, Venezuela 2004.

El compromiso con la cultura y los derechos humanos de Carlos Azpurua, le ha hecho meritorio para recibir en cuatro oportunidades el premio “Monseñor Pellín”, que otorga la Conferencia Episcopal Venezolana

Actualmente está concluyendo su tercer largometraje de ficción, “Mi Vida por Sharon, ¿o qué te pasa a ti?”, con guión de Mónica Montañés, música de Huascar Barradas y protagonizada por Mimí Lazo y Carlos Mata.