Naturalista, médico, historiador y periodista nace en caracas el 5 deNoviembre de 1826 Hijo de José María Rojas Ramos y de Dolores Espaillat,nativos de la Republica Dominicana que habían llegado a Venezuela huyendode las conmociones que agitaban a su isla nativa. Su padre había sidoadministrador de la aduana de La Guaira, concejal y diputado al Congreso Nacional. Rojasasiste al colegio Independencia, donde tiene de compañeros a los hijos de JoséAntonio Páez  y de Antonio LeocadioGuzmán  y como maestro a Fermín Toro.

A los 18 años de edad, comienza sus estudios de filosofía en la Universidad Centralde Venezuela. Bajo seudónimo, aparecen sus primeros artículos sobre aspectoscostumbristas y de folklore, así como adaptaciones y traducciones del francés.En 1846, entra a estudiar medicina. Se gradúa en 1852, a los 26 años de edady comienza a ejercer como médico rural en Escuque y Betijoque (Edo. Trujillo).En 1855, debe regresar bruscamente a Caracas, al morir su padre, víctima de laepidemia de cólera que azota a la capital durante ese año. Se encarga entoncesde la editorial Rojas Hermanos y, con su hermano Marco Aurelio, publica unaserie de Estudios científicos sobre las ciencias de la naturaleza. En 1857,sale de La Guairahacia Estados Unidos y Francia. En París, perfecciona sus estudios en loscampos de las ciencias naturales y médicas. Se interesa profundamente por laobra de Alejandro de Humboldt; desea regresar a Venezuela, pero losacontecimientos de la Guerra Federal lo obligan a radicarse en Puerto Rico, dondeejerce su profesión de médico, estudia y escribe. En 1864, regresa a Caracas.Bajo la influencia de los escritores franceses, hace tentativas para asociar laciencia y la literatura; como exponente de esta concepción, publica

Miembro fundador y vicepresidente de la Sociedad de CienciasFísicas y Naturales presidida por Adolfo Ernst (1867), Rojas presta sucolaboración al movimiento científico encabezado por Ernst, difusor de lasteorías darwinianas, aunque su propia fe cristiana no le permite compartir lasideas materialistas del sabio alemán. Pero no deja de reconocer la importancia que tiene este nuevo movimientocientífico para el país. En colaboración con Manuel Díaz, publica Apuntes parael repertorio de plantas útiles de Venezuela (1866), orientando el estudio delas ciencias naturales hacia las aplicaciones productivas; propugna en estapublicación la creación de herbarios y jardines nacionales.

Actualiza la Geografía de Venezuela de Agustín Codazzi y la adapta paraniños.
En el campo literario, funda la Sociedad de Bibliografía Americana. Publicaartículos costumbristas bajo los seudónimos de Bibliófilo, Camilo de la Tour o Provincial y poesía,bajo el seudónimo de E. D’Aubry. A mediados de la década de 1870, después deenviudar de Emilia Ugarte, quien falleció cuando llevaban apenas un año dematrimonio, Rojas abandona el ejercicio de la profesión médica y se encierra aescribir. De 1875 hasta 1882, dirige las ediciones anuales del célebreAlmanaque para todos editado por la empresa Rojas Hermanos. En 1876 publica Unlibro en prosa: miscelánea  deliteratura, ciencia e historia, prologado por el poeta José Antonio Calcaño.Esta obra presenta una selección y clasificación de sus publicacioneshemerográficas.

La Academia deCiencias Sociales premia en 1878, su obra Estudios indígenas, contribución a lahistoria antigua de Venezuela. Considera Rojas el conocimiento científico delas civilizaciones indígenas como el preámbulo necesario de todo estudio histórico de la nacionalidad.

 En 1892, junto con Adolfo Ernsty otros colegas, prepara el material que conforma el pabellón de Venezuela en la Exposición Universalde Chicago. En esa oportunidad, se envían muestras botánicas  y objetos de uso tradicional, históricos y dearte; el folleto que describe la exhibición contiene varios artículos de Rojassobre Venezuela y sus recursos. A su muerte, deja inédita su obra Folklorevenezolano (publicada en 1967), así como los demás  tomos contratados de su obra histórica.

Murió en Caracas el 4 de marzo de 1894.
Arístides Rojas puede ser considerado como uno de los más  destacados divulgadores científicos que hatenido Venezuela y como el padre de la investigación científica de la historianacional. Desde el 21 de septiembre de 1983 sus restos reposan en el PanteónNacional.