En Tiempos actuales, ha tomado fuerza cada vez mayor, la preocupación de las muchachas adolescentes por verse bien. Esta preocupación es ahora mucho mayor que antes, debido a los estándares de belleza que rigen a la sociedad actual. Por todos lados donde volteamos, en la televisión, revistas, periódicos, casa de modas, la imagen de las modelos es la de mujeres extremadamente delgadas, en algunas ocasiones por propia constitución física y en otras por un esfuerzo enorme que incluye dietas extremas y ejercicios extenuantes.

Qué son la anorexia nerviosa y la bulimia?

Son trastornos de la alimentación que se presentan en mujeres jóvenes, que cursan generalmente por la adolescencia. Aparece cuando las pacientes, desarrollan un terror a la obesidad y a la falta de aceptación que tener sobrepeso, pudiera provocar en su círculo de amistades. Las pacientes tienen una inadecuada, y de hecho destructiva relación interpersonal familiar, en la cual, quien sufre este padecimiento, tiene una pérdida muy grande de su autoestima, la cual intentan recuperar basándose en belleza física; la cual paradójicamente pierden al perder peso de manera exagerada.

En la anorexia nerviosa, ocurre una restricción radical en la ingesta de alimentos y tiene por resultado final una emaciación y desnutrición severas.

En la bulimia, ocurren grandes ataques de ansiedad por comer cantidades masivas de alimento, después del cual se induce el vómito o el uso de laxantes para prevenir la absorción de los alimentos ingeridos. Típicamente, los bulímicos puros, no pierden peso de manera tan drástica como los anoréxicos. El detalle estriba en que en muchas ocasiones, ambos trastornos de la alimentación vienen juntos, y las pacientes pueden tener comportamiento anoréxico y bulímico de manera alternante. De hecho no hay hasta ahora un consenso general entre los médicos, respecto de si se trata de entidades separadas o que coexisten como una entidad clínica.

El diagnóstico de ambos desórdenes es puramente clínico.