Hace veinte años surgía en el ambiente gaitero caraqueño un grupo de gaitas que con una puesta en escena diferente logró marcar distancia con los grupos que para el momento existían en el ambiente. Melody Gaita trajo al género una actitud irreverente que de inmediato logró el milagro de captar una gran cantidad de público joven que se vio automáticamente reflejado en la propuesta que la novel agrupación ofrecía.Pero, el creador del concepto no era -para aquellos momentos- ningún recién llegado al ambiente musical. Para la época, y hasta su asociación con Luis “Chupeta” Izquierdo para la formación del grupo, ya eran mucho los años que tenía dedicado a la música. Dejemos entonces que el propio Álvaro Durán nos cuente su historia.“¿Dónde naces Álvaro?”“Nací en Caracas, de padres andinos, nada más ni nada menos. Debe ser por eso que no soy muy bien aceptado por los maracuchos. O sea, que soy caraqueño, al igual que la mayoría de los integrantes de Melody Gaita. Claro que tenemos en el grupo a algunos maracuchos, ya que yo considero que definitivamente, los mejores exponentes de la gaita son los zulianos.”¿”De donde te viene el mote de “Cuchillo” por el que todos te conocen?”Cuando yo estudiaba en el Liceo Pedro Emilio Coll era muy flaco y demasiado jodedor y ese apodo me lo puso un compañero del liceo hace ya bastantes años y así me quedé”.Y es así, como desde las aulas colegiales ya empezaba a destacar en todo lo relacionado con el mundo del espectáculo y ya empezaba a formar en su cerebro juvenil la idea de lo que quería ser dentro de este mundo.“¿Cómo llega tu acercamiento al ambiente artístico?”“¡Indudablemente que por la música! La música fue la que me hizo acercarme al medio en el que estamos metidos. Ya desde muy pequeño la música siempre me llamó la atención. Si hablamos de gaitas siempre me encantaron Los Cardenales del Éxito, pero al mismo tiempo me gustaban los boleros. De hecho, cuando comienzo a tocar cuatro empecé con el Grupo Infantil Antifaz y allí actuábamos en el Canal 5. En el Liceo tocaba la mandolina y fui director de la estudiantina. Y estoy muy orgulloso de que con los fondos que recaudó esa estudiantina se construyó el Auditorio Múltiple del Liceo.”Y con ese mismo grupo efectúan nuevas actuaciones en televisión, entre ellas, en el programa Sábado Espectacular, precursor del actual y añejo Sábado Sensacional. Pero la gaita era lo que más llamaba su atención, pues consideraba -y aun lo sigue haciendo- que era un género más práctico de interpretar.Es así como comienza un periplo de actuaciones con grupos como Los Pluma Roja, un ensamble destinado a tocar en fiestas domésticas, tal como se acostumbraba en la época: “ Una tradición que se perdió. No existía bajo, no existía equipo de sonido. Era totalmente tradicional. Solo unas muchachas adelante que cantaban y hacían coros y nosotros atrás, solo tocando. Con ellos íbamos de casa en casa, pero sin cobrar ningún dinero. Era solamente para parrandear. ¡Ahora no! Ahora esto es un negocio.”Los Bohemios y más tarde Los Soberanos lo cuentan en sus filas aproximadamente hasta el año 1974. En ese año entra a La Rondalla Venezolana y no son pocos los años que pasa alternando el bolero y la gaita.“Por esa época también entras al mundo del disco”“¡Efectivamente!, estando en La Rondalla Venezolana gracias a nuestros amigos Luis Arismendi y Pedro Lacorte entro a trabajar en el departamento de promoción de El Palacio de la Música. Y poco a poco me fui empapando de cómo se batía el cobre en este negocio.Toqué con Los Portentosos y con Daniel Alvarado y los Fulleros, siempre como integrante, hasta que ya pensando conocer ampliamente la forma en que había que trabajar renuncié a La Rondalla para formar mi propio grupo.”Esto sucede ya en el año 1984 cuando Álvaro Decide dejar todo para formar la agrupación que este año cumple 20 años de vida artística.“¿Bajo que concepto creas Melody Gaita? ¿Que había que te llamara la atención? ¿Querías hacer un grupo show?”“Siempre pensé en hacer un grupo no para estrellarme, sino para matar y la manera de matar era ver a los mejores en ese momento, a los grandes. Yo veía a Coquivacoa, a Maracaibo 15, a Cardenales. Pero después de que los vi a todos me di cuenta que allí faltaba algo. Y ese algo que faltaba era show.Estaba claro de que éramos un grupo de Caracas, y que el público de allí no es igual al de Maracaibo. Este es más exigente con la gaita tradicional, mientras que al de Caracas lo que le encanta es una rumba, un bonche. Tenía que pensar entonces que deberíamos hacer un grupo show y en ese momento nace Melody Gaita como agrupación show de Venezuela, sin olvidarnos de lo que es la tradición; tocando siempre una o dos gaitas de siempre junto a tamboreras, vallenatos y salsa y siempre sonando distinto a los demás. Es un grupo dirigido netamente a los que gustan de la rumba. En ningún momento el grupo se cae. Desde que arrancamos a tocar la gente lo que hace es vernos y bailar.”De Melody Gaita han surgido -por diversas circunstancias- cinco agrupaciones diferentes: Todos Estrellas, El Expreso, Wladimir y su Punto G, Pajarito Vola y otro cuyo nombre no recuerda al momento de la conversación y a todos Álvaro ha deseado en su momento la mejor de las suertes. Sin embargo, la gran mayoría han desaparecido, hecho que el gaitero atribuye a que no es fácil desempeñarse en el ambiente. Al mismo tiempo se precia de conocer muy bien el medio y reconoce la ventaja que le proporciona el mantener dos programas radiales en las emisoras Capital 710 AM y Melodía Stereo FM, además de una columna todos los viernes en el diario Así es la Noticia. Esto sin contar con sus excelentes relaciones con los dueños de todos los centros nocturnos de la capital, lo que ha creado el rumor de la existencia de un monopolio por su parte.Y es cierto. Durante los minutos que conversamos el teléfono no dejó de sonar con llamadas provenientes de dueños de negocios ansiosos por presentar a la agrupación. Y las cifras que se manejaron cortarían la respiración a más de uno.“¿En que momento comienzas a incorporar el asunto político a tus temas?”“Lo primero fue con “La Gata Blanca”. Eso era algo que el ambiente estaba pidiendo. En aquel momento la amante de Lusinchi -en ese tiempo no era su esposa- era lo que la gente buscaba para criticar. Y yo lo que hice fue crear una gaita jocosa para reflejar la situación de aquella señora que se vestía de militar sin serlo, que le regalaron un título universitario y todas esas cosas que todo el mundo sabe y conoce. Eso fue un tubazo y luego vino “El Perro”, también dedicado al ex-presidente.Pero la política siempre ha estado presente en la gaita desde nuestros ancestros.”“¿Y en estos momentos, con la situación tan álgida, tienes algún tema especial?”“No, no. Yo creo que en estos momentos, con todo lo que hemos vivido ya eso está quemado. Ya yo hice “La Gaita de los Medios”, hice “Misión Robinsón”, “El Revocatorio si va” y “Blá, blá, blá” durante estos últimos cinco años. Pero no solamente Melody Gaita ha hecho temas en contra del gobierno. Prácticamente todos los grupos de gaita lo han hecho. Unos a manera de burla y otros muy seriamente como yo lo hice con el tema que defiende a los medios.”Álvaro siente que ha logrado sus objetivos con su agrupación, a pesar de que critica la falta de lealtad de sus colegas dentro del ambiente.“¿Porqué tienes esa percepción?”“Sencillamente porque hay grupos que no se valoran. Tienen una cantidad de años en el ambiente y te están cobrando lo que te cobraban hace diez años. Después de llegar a hacer un nombre como el que tengo yo ahorita -y como el que tienen muchos de ellos- no voy a ir para atrás. ¡Yo cobro caro! Y el que me lo quiera pagar que me lo pague. Pero para llegar a donde estoy he tenido que luchar mucho y enfrentarme a todo lo que ha estado a nuestro alrededor.Hay agrupaciones que si cobran el precio que se merecen. Pero sobre todo en los centros nocturnos esa deslealtad pega. Ahora las cosas han cambiado. Al principio yo tenía que estarle rogando a los portugueses para que me metieran en sus negocios, pero ahora son ellos los que me llaman. Si yo quisiera, podría estar tocando todos los días y a todas horas, sin dejarle chance a más nadie, cobrando dos lochas. ¡Pero yo no voy a hacer eso! Prefiero no tocar, pero muchos si lo hacen.”“¿Cuál es el panorama de la gaita hoy día?“Está un poco gris porque la radio no está ayudando al género. Nos han dado la espalda y desde ese punto de vista la gaita tiende a desaparecer. Los mismos gaiteros tenemos que esforzarnos para que la gaita se mantenga, bien sea a través de programas especializados, o tocando más que nunca o inventándonos una. Pero el hecho es que la radio no nos ayuda a pesar de que hay más grupos grabando ahora que antes.”“Y musicalmente, cuando vemos que lo que está pegado es la mezcla de reggetón con “El Pastelero” de Guaco ¿Es tan triste el futuro de la gaita?”“Bueno, lo que pasa es que ellos se están adaptando. El Regaitón, la agrupación de la que me hablas, de la capital, ha sido criticada por mucha gente. Ellos solo se van por la actualidad musical con el reggetón que es el esnobismo de la música hoy y lo mezclan con un tema de Guaco que nunca fue gaita. Es solo moda, porque una verdadera gaita en ese estilo no va a pegar nunca.”A partir de enero de cada año, como viene sucediendo ya desde hace un buen tiempo, luego de eliminar de la formación todos los instrumentos relacionados con el género zuliano, Melody Gaita se convierte en Melody Bonche y si usted quiere aprovechar lo que queda de navidad o prefiere comenzar el 2005 bonchando a millón llame a este buen amigo a los teléfonos (0414) 321 8456; (0414) 293 9132 o al (0212) 953 0924 y el (0212) 232 6595… ¡Ah! Y no dejen de invitarme.